La Unión | historias lomenses

Un símbolo de Turdera se reinventó e invitan a visitarlo

Espacio histórico. El Molino Rojo es un emblema de Lomas, construido en los años 50, al que hoy se puede asistir sin necesidad de ser parte de una fiesta de casamiento o cumpleaños. 

El Molino Rojo, uno de los símbolos de Lomas sigue activo a pesar de pertenecer a uno de los rubros más perjudicados por la pandemia. Pudo reinventarse y hoy se convirtió en un espacio al que todos los vecinos pueden acceder sin necesidad de estar invitados a un evento especial.

Aquel salón de fiestas quedó en el pasado para dar lugar a un restaurante que ofrece comidas, picadas, hamburguesas, la mejor cerveza artesanal y tragos.

No fue fácil buscar la forma de mantener ese lugar tan emblemático de Turdera que se divisa fácilmente al pasar por la Avenida Antártida Argentina al 600, pero la familia Allende que hace unos tres años se hicieron cargo del espacio, lo lograron con esfuerzo y mucho trabajo en conjunto.

"Somos tres hermanos que junto a nuestros padres llevamos adelante al Molino Rojo en un contexto muy complicado sobre todo para el rubro de los salones de fiestas que aún no han podido reabrir", expresó Franco Allende.

Pensar ese salón de eventos como un restaurante no fue fácil, pero gracias al esfuerzo de todos, comenzó a funcionar. Cristina Vélez, la mamá de la familia es la encargada de cocinar para los comensales: "Ella lo hace muy bien, este es un proyecto familiar y estamos contentos porque además pudimos generar puestos laborales. Contamos con un ayudante de cocina, pero todo comandado por mamá", contó Franco orgulloso de Cristina.

Aunque la idea es retomar los festejos de cumpleaños o casamientos en el Molino Rojo, en este momento apelan a que los vecinos puedan acercarse a comer o tomar algo y conocer o recordar etapas en ese espacio tan emblemático que está allí desde los años 50 cuando Turdera era todo campo.

"Respetamos mucho el rubro aunque somos nuevos en el tema. Nosotros tuvimos la suerte de poder buscar la manera de seguir, pero sabemos que muchos colegas no", aseguró Franco.

La curiosidad por saber como se ve por dentro ese molino es un plus para el lugar y los Allende lo saben. "La idea es que vengan a comer a un lugar que tiene mucha historia y que pasen un lindo momento", señaló Franco y contó que siempre hay personas que se acercan para recordar alguna anécdota porque es "un lugar con mucha historia".

De miércoles a domingo, el espacio está abierto al público: "Abrimos a las 12 a 2 AM y hace poco habilitamos almuerzos en El Molino. Además cumplimos con todos los protocolos de higiene y sanidad detallados por el Municipio de Lomas", destacaron.

FERIA DE EMPRENDEDORES

Otra de las opciones que ofrece una vez al mes El Molino Rojo son las ferias de emprendedores. La próxima es el sábado 13 y quienes quieran sumarse con un stand para dar a conocer sus productos pueden hacerlo.

Los vecinos que quieran conocer el lugar también pueden hacerlo ese día a partir de las 13.30 en la "tierra santa" como llaman al lugar, los responsables del lugar.

Para más información o consultas sobre el lugar: Facebook/Molino Rojo Recepciones o en Instagram: @tierradelmolinorojo.

Temas Relacionados