La Unión | LOMAS

Un grito contra el abuso sexual infantil frente a los Tribunales de Lomas

UNA JORNADA NACIONAL. Integrantes del colectivo "Yo Sí Te Creo" se manifestaron para exigir que la Justicia deje de "garantizar la impunidad de los abusadores" y pidieron celeridad. 

Con un mensaje contundente contra la justicia "patriarcal" y "adultocéntrica", integrantes del colectivo "Yo Sí Te Creo" y organizaciones feministas se manifestaron frente a los Tribunales de Lomas para exigir la celeridad de las causas que investigan abusos sexuales infantiles y pedir que los jueces dejen de "garantizar la impunidad de los abusadores".

En el Día Internacional para la Prevención del Abuso Sexual contra niños, niñas y adolescentes, mujeres de todas las edades, algunas acompañadas por sus hijos y sus hijas se sumaron al grito global que se hizo sentir en todo el país para visibilizar un problema estremecedor al que el Estado aún hoy no consigue darle una respuesta ni una solución.

"Venimos a exigir a esta institución, que deje de revictimizar a las niñeces, que deje de garantizar la impunidad de los abusadores a través del sobreseimiento y el archivo de las causas, y que deje de forzar a les niñes a revincularse con los agresores", señaló Gaviota Stivala, integrante del Colectivo "Yo Sí Te Creo".

Según datos de UNICEF, 1 de cada 5 niñas y 1 de cada 13 niños sufren o sufrieron abuso sexual antes de llegar a los 18 años. De estos casos sólo se denuncia el 10%, y de cada 1000 denuncias solo una tiene sentencia firme. El 90% de los agresores son varones. Los números son escalofriantes.

"No queremos más abuso sexual", sentenció tajante Stivala.

A su alrededor había banderas, pancartas y afiches de todo tipo colgados a los costados de uno de los portones centrales de ingreso a Tribunales: "Los niñxs no mienten, los abusadores sí", "Hija yo te creo y voy a luchar por vos siempre", "Los violadores no son monstruos, son hijxs sanos del patriarcado", eran algunas de las frases que se leían.

La consigna "Yo sí te creo" nació porque suele suceder que, cuando un niño o niña denuncia una situación de abuso, su entorno más cercano no le cree. ¿Por qué? Los atacantes, en la mayoría de los casos, son en un 75% personas del círculo cercano a la familia y el 53% de las agresiones se cometen en los hogares de las víctimas.

En ese sentido Stivala precisó que "además, existe una vulneración de derechos (de los niñxs) cuando se encuentran con una institución judicial que no escucha, no puede interpretar ni leer las situaciones de abuso, al tiempo que también muchas veces las fuerzan a esas niñeces a vincularse con sus agresores".

Una de las claves para la prevención del abuso sexual infantil es la Educación Sexual Infantil, explican los especialistas. "Muchas veces el develamiento (momento cuando el niño, niña, niñe o adolescente se da cuenta de que ha sido víctima de una situación de abuso) sucede durante o después de vivenciar un taller de este estilo", explican.

UN DOLOR COMPARTIDO

Sobrevivientes y especialistas aseguran que el destino de las víctimas de abuso sexual "empieza a cambiar a partir del momento en el que se puede compartir ese dolor. "Es muy importante que haya una fecha que venga a instalar en la agenda pública este delito", apuntó Sebastián Cuattromo, integrante de Adultxs por la Infancia.

Sebastián fue abusado a los 13 años, en el colegio Marianista de Caballito. Su abusador fue un docente. Durante 10 años sobrellevó en silencio y en soledad ese trauma, porque en a su alrededor no tenía contexto donde poder expresarse.

"Ni en el colegio, donde había una cultura represiva, ni en mi familia lo podía hacer", recordó Cuattromo. Por eso sostiene que "la suerte de las víctimas empieza a cambiar a partir del momento en el que puede compartir ese dolor".

A veces los niños víctimas de abuso lo expresan a través de sus dibujos, de sus modos de relacionarse, de sus cambios de actitudes. "Por eso es muy importante visibilizar esta problemática y atacarla desde el Estado", cerró.

+ LOMAS
ÚLTIMAS NOTICIAS