La Unión | DEPORTES

La Primera Nacional ya tiene formato para definir los ascensos

A jugar. El Celeste estará en la Zona A Campeonato y el Tricolor irá a la B Reválida. Ningún equipo tendrá ventaja deportiva y cada uno jugará siete fechas como mínimo.

El Gasolero jugar siete partidos en busca de la final

Crédito: prensa temperley

El Gasolero jugará siete partidos en busca de la final.

El formato de la Primera Nacional está establecido. Después de varios meses, de muchas reuniones, algunas de ellas canceladas y otras yerbas, se llegó a la decisión final, a la cual, le resta la confirmación desde el Comité Ejecutivo de la Asociación del Fútbol Argentino, lo que será una mera formalidad.

Ni Atlanta, puntero de la Zona A hasta la suspensión del campeonato por la pandemia del Coronavirus, ni San Martín de Tucumán, líder de la Zona B y que recurrió al TAS reclamando el ascenso a la Liga Profesional de Fútbol (el Tribunal Arbitral falló en favor de la AFA), tendrán beneficio alguno por sobre el resto.

Zona Campeonato A: Atlanta, Estudiantes de Río Cuarto, Estudiantes de Buenos Aires, Temperley, Deportivo Morón, Ferro Carril Oeste, Platense y Agropecuario Argentino de Carlos Casares.

Los primeros ocho equipos de cada una de las zonas en las que se confeccionó la temporada, serán los que pelearán por el primer ascenso (Zona Campeonato). Ahí ingresa Temperley, cuarto en las posiciones. Es decir, el ganador de la A se cruzará con el de la B. Quién gane ascenderá y el otro esperará por el ganador de la Zona Reválida que definirán los primeros de la Zona B (equipos del 9º al 16º puesto). Acá irá Brown de Adrogué, que se ubicó en la 10º colocación tras su buen repunte en la segunda rueda. Jugarán todos contra todos, un total de siete fechas, a partido único.

Zona Campeonato. En la A estarán Atlanta, Estudiantes de Río Cuarto, Estudiantes de Buenos Aires, Temperley, Deportivo Morón, Ferro Carril Oeste, Platense y Agropecuario Argentino de Carlos Casares.

Mientras que la B la integrarán: San Martín de Tucumán, Defensores de Belgrano, Sarmiento de Junín, Deportivo Riestra, Tigre, Atlético de Rafaela, Gimnasia y Esgrima de Mendoza y Villa Dálmine.

Zona Reválida. En la A jugarán San Martín de San Juan, Belgrano de Córdoba, Alvarado de Mar del Plata, Guillermo Brown de Puerto Madryn, Independiente Rivadavia de Mendoza, Barracas Central, Mitre de Santiago del Estero y Nueva Chicago.

En tanto, en la B figuran Instituto de Córdoba, Brown de Adrogué, Quilmes, Chacarita Juniors, Almagro, All Boys, Santamarina de Tandil y Gimnasia y Esgrima de Jujuy.

Matías Sánchez, jugador que se incorporó a Brown de Adrogué en este mercado de pases pandemia mediante, se enteró por La Unión cómo se definirá el torneo. "Se manejaban muchas variables, pero esta no la tenía en carpeta. Bueno, se les da posibilidades a equipos que estaban abajo a pelear por un ascenso. Al haber varias fechas es mejor, porque imaginate que llevamos más de 90 días entrenando y una eliminación directa hubiera perjudicado, como si todo lo trabajado no hubiera servido de nada", dijo a este medio.

Zona Reválida B: Instituto de Córdoba, Brown de Adrogué, Quilmes, Chacarita Juniors, Almagro, All Boys, Santamarina de Tandil y Gimnasia y Esgrima de Jujuy.

Además, el exTemperley manifestó: "Armar una especie de mini campeonato y que todos tengamos chances me gusta, lo hace más competitivo respecto a otras alternativas que se manejaban. Obvio que alguno va a tirar la bronca, porque siempre es así".

Si bien en un principio la fecha que se fijó para que se reanude la actividad fue el 7 de noviembre, más tarde se modificó y se propuso el 21 del mismo mes, todo indica que la misma también se cambiará y será el 28 de noviembre cuando la Primera Nacional vuelva a jugarse después de ocho largos meses.

+ DEPORTES
ÚLTIMAS NOTICIAS