La Unión | SOCIEDAD

Qué ingreso debe tener una familia para no ser considerada pobre

INFLACIÓN. El Indec difundió el costo de la Canasta Básica Total, que sufrió un incremento de casi $2 mil en un mes. 

La suba de precios afecta ms a quienes tienen menos recursos

La suba de precios afecta más a quienes tienen menos recursos.

Una familia de cuatro integrantes necesitó un ingreso de $47.216 en septiembre para no ser considerada pobre, lo que significó un aumento del 3,8%, un punto por encima del índice de inflación de ese mismo mes (por primera vez desde enero), informó hoy el Indec.

La Canasta Total (CBT), conformada por alimentos y artículos de primera necesidad para el grupo integrado por dos adultos y dos niños, acumuló en un año medido hasta septiembre un alza del 35,7%.

En agosto anterior, esta misma canasta tuvo un costo de $45.477, según el organismo encargado de las estadísticas públicas. Fuentes oficiales explicaron que el salto de la CBA fue superior al de la inflación de alimentos y bebidas en el Gran Buenos Aires (2,8%) "debido al incremento en los precios de algunos productos que tienen una mayor ponderación en la canasta alimentaria, tales como Pan (8,9%) y algunos productos estacionales como Frutas (9,2%) y Verduras (13,7%)".

Según la información oficial, la suba del 3,8% registrada en la canasta durante septiembre superó en un punto al 2,8% de ese mismo período.

El acumulado anual para el Índice de Precios al Consumidor (IPC) se ubicó en 36,6%, casi un punto por encima al de la canasta total.

Por su parte, la canasta que mide el nivel de indigencia -una familia que apenas tiene ingresos para los alimentos- se ubicó durante septiembre en $19.430 contra $18.792,42 del mes anterior.

En este caso, la denominada Canasta Alimentaria (CBA) experimentó en septiembre un alza del 3,4% y registró en un año un incremento del 39,6%.

En cuanto al hogar de cinco integrantes: pareja de 30 años y tres hijos de entre 1 y 5 años, necesitó tener un ingreso de $49.661 para no ser considerada pobre y $20.437 para no caer en indigencia.

Al igual que la canasta de pobreza, la que mide el nivel de indigencia también subió por encima del índice inflacionario en general, lo cual marca que la suba de precios afecta con más fuerza a los sectores de menores recursos.

El Indec también mide el valor de la canasta para un hogar de tres integrantes: una mujer de 35 años, el hijo de 18 años y la madre de 61 años, la cual para no ser pobre requirió en septiembre un ingreso de $37.589, mientras que la de indigencia se ubicó en $15.469.

En cuanto al hogar de cinco integrantes: pareja de 30 años y tres hijos de entre 1 y 5 años, necesitó tener un ingreso de $49.661 para no ser considerada pobre y $20.437 para no caer en indigencia.

+ SOCIEDAD
ÚLTIMAS NOTICIAS