La Unión | DEPORTES

Quién es el hawaiano que subió a la primera de Temperley

Gran paso. Se llama León Morimoto, tiene 18 años y hace cuatro que está en el Gasolero. Desde que llegó, vive en la pensión y toda la cuarentena la pasó en el club.  

Llegó con 15 años al club y hoy entrena con la primera

Llegó con 15 años al club y hoy entrena con la primera.

Es de Hawaii, tiene 18 años, y tiene un objetivo claro: ser futbolista profesional. Con ese sueño entre ceja y ceja, Leon Morimoto abandonó su casa, viajó 12.000 kilómetros y se instaló -sólo- en Argentina. Hace cuatro años está en las Inferiores de Temperley en busca de su objetivo y en las últimas horas recibió una gran noticia: el cuerpo técnico que comanda Walter Perazzo le comunicó que será subido a primera y esta semana comenzó a entrenar con el plantel profesional del Gasolero. Y sí, el sueño está cada vez más cerca.

Su historia con el fútbol argentino comenzó a los 14 años cuando un cazador de talento lo vio jugar en Strykcer FC y le ofreció traerlo a Buenos Aires, más específicamente a Independiente. Un mes lo pensó, pero finalmente aceptó. Sin saber una palabra de castellano, se mudó a la pensión del Rojo, donde jugó un año y empezó a luchar por su sueño. Al año de ese gran cambio quedó libre y Temperley apareció en su vida para que su anhelo de ser futbolista profesional no se apagara.

Tras superar la prueba, León fue fichado por el Gasolero y rápidamente se instaló en la pensión del club, donde vive desde el primer día que llegó a Turdera junto a otros compañeros de las Inferiores del club, con los que comparte un mismo sueño: llegar a primera y triunfar en el fútbol argentino.

En el inicio del aislamiento social y obligatorio, León no pudo volver a su casa de Honolulu, la capital de Hawaii, y se quedó en la pensión acompañado por Oswaldo Pacheco, un jugador colombiano que está a prueba en el club,  a pasar sus sus días durante la cuarentena.

Después de tanto esfuerzo, de bancársela lejos de sus seres queridos y de sus raíces, Morimonto tuvo su premio. Este lateral por izquierda, que tiene como referente a Nicolás Tagliafico en su puesto, fue subido al plantel profesional por Walter Perazzo y esta semana comenzó a entrenar a par junto a Federico Crivelli y Leo Di Lorenzo, los dos máximos referentes del plantel y que son parte de la historia más rica del club de los últimos años. Así dio otro paso importante, capaz el más importante de todos, en busca de su sueño de ser jugador profesional en la Argentina.

Pero no fue el único futbolista que subió el experimentado entrenador en las últimas horas. Junto a León, también subieron a Javier Canteros, que se desempeña como volante o de extremo por la izquierda, y Axel Paiva, que juega de enganche y volante por la izquierda.

Temas Relacionados
+ DEPORTES
ÚLTIMAS NOTICIAS