La Unión | historias lomenses

Es del grupo de riesgo pero nada la detiene para ayudar en pandemia

No se rinde. Susana Lena es vecina de Lomas y teje cuadraditos al crochet para donarlos a una campaña que confecciona mantas de abrigo. 

"No hay que rendirse y seguir adelante a pesar de las adversidades", así comienza a relatar sus meses de pandemia, la vecina de Lomas Susana Lena (74) que usó ese tiempo libre para tejer al crochet cuadraditos que ya entregó para que se confeccionen con ellos, mantas destinadas a abrigar a las personas que las necesiten.

En marzo comenzó a hacer los cuadraditos de una gran variedad de colores y ya entregó 136 en total a la campaña Tejiendo Abrigo que replica el Vivero Los Tilos de Banfield desde hace muchos años.

A pesar que pertenece al grupo de riesgo por su edad, Susana decidió usar sus manos para ayudar a otros: "Me enteré de la campaña hace un tiempo y decidí tejer cuando arrancó el aislamiento social y obligatorio porque siempre estuve vinculada a la labor social. Trabajé como voluntaria en Cáritas y entiendo perfectamente lo que es la necesidad del otro", contó Susana que además es docente jubilada y trabajó 25 años en la Escuela N° 30 de Banfield.

Me gustaría que otras personas como yo puedan hacer lo mismo

Separados por los distintos colores que usó y por tamaño, así tan prolijamente entregó los cuadraditos Susana en el vivero ubicado en Banfield que se encarga de juntar las donaciones.

"Fui a dejar todo lo que había tejido y ya arranqué con una nueva tanda. Me gustaría que otras personas como yo, que pertenecen al grupo de riesgo puedan hacer lo mismo porque ayuda a pasar este momento difícil para nosotros, los adultos mayores", invitó a sumarse la vecina de Lomas.

Como exdocente asegura que cuando dejó de trabajar supo que debía ocupar su cabeza en alguna actividad y fue así como decidió anotarse a estudiar italiano.

"La pandemia nos está excluyendo de muchas actividades que hacíamos. Yo iba a la pileta, algo que me hacía tan bien y hoy entiendo que el factor psicológico nos puede jugar en contra, por eso recomiendo hacer algo productivo para despejar la cabeza y si es por los otros muchos mejor", sugirió Susana que su lema en la vida siempre fue: "Nos salvamos en racimos, así como el de las uvas que están juntas y unidas".

Quienes quieran seguir la actitud de Susana y comenzar a tejer los cuadraditos al crochet pueden acercarse al Vivero Los Tilos ubicado en Melo 948, Banfield o entrando en Facebook/Vivero Los Tilos.

Temas Relacionados
+ historias lomenses
ÚLTIMAS NOTICIAS