Juega en Los Andes, sueña en grande y un campeón del mundo es su ídolo

Entrevista. Taiel Arancibia es uno de los juveniles que eligió Szeszurak para el nuevo Los Andes y ya firmó su primer contrato. Juega de volante y mira mucho a un miembro de la Scaloneta. 

Arancibia fue unos juveniles en la pretemporada

Crédito: Prensa Los Andes

Arancibia fue unos juveniles en la pretemporada.

Taiel Arancibia fue una de las figuras del equipo de Reserva de Los Andes que el año pasado llegó a la final del campeonato de la Primera B y eso no pasó desapercibido para el entrenador Guillermo Szeszurak, que no dudó en subirlo al plantel profesional. Y hoy, ya con la firma de su primer contrato e instalado en el primer equipo, se ilusiona con seguir dando pasos importantes en su carrera.

Arancibia, desde que llegó a la entidad de Lomas de Zamora a mediados del 2020, anheló este momento. Y hizo todo para lograrlo. Con constancia y condiciones, superó todas las pruebas que se le presentaron en el camino y ahora está dando sus primeros pasos como futbolista profesional, con la ilusión de ganarse un lugar en el equipo titular y seguir creciendo.

"La verdad que lo vivo con mucha emoción, al máximo. Es algo que soñé desde chico y trato darlo todo en el día a día, siempre escuchando a los más grandes que me aconsejan. Se está armando un gran grupo y eso es muy importante para dar los primeros pasos", remarcó la nueva promesa de la cantera del Milrayitas en una charla con La Unión.

Taiel tiene 21 años, juega de mediocampista y, de a poco, se quiere ganar un lugar. Puede hacerlo en dos posiciones distintas, tanto de volante central como de interno, y en esos puestos lo probó el "Búfalo" Szeszurak en lo que va de la pretemporada. "Conozco bien las dos posiciones y me puedo desempeñar sin ningún problema en cualquiera de las dos", remarcó.

Tiene un referente, un faro a seguir, y esa persona es Enzo Fernández, el reciente campeón del mundo con la Selección Argentina y de brillante andar en el Mundial de Qatar. "Es el que más me gusta en mi puesto", remarcó el pibe de Los Andes. Y en algunos movimientos trata de copiarlo. "Me gusta mucho jugar para adelante y busca buscar el pase filtrado para los extremos o delanteros", comentó.

Estas cualidades, justamente, fueron las que llamaron la atención de Szeszurak, que lo eligió -junto con Darío Balmaceda y Alexis Rivas- para integrar el plantel profesional de cara al 2023 en medio de un gran recambio de futbolistas. Y de a poco, el DT le va mostrando el camino.

"Hablo mucho con el cuerpo técnico, me aconsejan, y lo que piden en cuanto al juego es que sea intenso y vertical para adelante al momento de atacar, que siempre busque por afuera a los extremos para que jueguen el mano a mano y puedan definir las jugadas por afuera", detalló el mediocampista, que sumó minutos en todos los amistosos del Milrayitas.

Por último, y lejos de conformarse con lo que consiguió hasta el momento, Arancibia concluyó: "Cuando firmé mi primer contrato profesional me puse muy feliz, como también mi familia, porque es algo que soñé desde chico y por lo que pelee mucho, pero no me quedo con esto. Yo me propuse diferentes metas y voy a tratar de cumplirlas paso a paso, siempre buscando más".

Temas Relacionados