La Unión | LOMAS

Lomas se suma a la campaña mundial "A limpiar el mundo"

del 1º al 30. La iniciativa se replica durante todo septiembre con acciones en cuatro ejes de trabajo: separación, residuos orgánicos, consumo responsable y saneamiento.

Del 1º al 30 de septiembre, las principales dependencias de gobiernos del planeta Tierra se acoplan a la campaña mundial "A limpiar el mundo", una iniciativa de la ONU. Lomas de Zamora es parte de la misma y por estos días atraviesa uno de los ejes de trabajo.

Los mismos se dividen en cuatro puntos de relevancia para el medioambiente: la separación de residuos y reciclaje, el trabajo con residuos orgánicos, el consumo responsable de los recursos y el saneamiento de agua y tierra. En el Municipio se dividieron las temáticas por semana y, en medio de la pandemia, se realizaron acciones virtuales y presenciales junto a instituciones y vecinos.

En el ítem de la separación de residuos, hubo capacitaciones y contactos por Zoom con todos los espacios en donde funcionan Puntos Verdes, lugares donde los vecinos pueden reciclar su basura. "Cada vez que abrimos un Punto Verde, nos encontramos con un enorme acompañamiento de la gente en cada barrio. La red de trabajo es enorme porque participan instituciones barriales, escuelas, motocarros, todos comprometidos y generando una concientización que va en aumento", explicó Martín Busnelli, subsecretario de Medioambiente local. En el Distrito hay unas 100 escuelas incorporadas al Sistema Ecolomas que separan en origen, junto a más de 30 Puntos Verdes y un grupo de cooperativas de reciclado que avanzan hacia un proceso de regulación.

En lo que hace a los residuos orgánicos, Lomas es referencia a nivel regional. En el Parque Eva Perón se encuentra una de la composteras más grandes del Conurbano: en conjunto con el área de Deportes se abrió un espacio para producir el compost, un abono orgánico que se genera a partir de la reutilización de desechos orgánicos. "La generación de este lugar es una muestra clara de la aplicación de círculos virtuosos en lo que hace a políticas ambientales: hojas de árboles, cáscaras de frutas o verduras y todo tipo de elementos que podría ir al relleno sanitario y ocupar espacio que no sobra, van a parar al compost y generan tierra fértil para utilizar en la forestación de distintos espacios verdes de la ciudad. Ganan todas las partes", indicó el funcionario.

En lo que va del año recuperamos más de 50 espacios verdes donde antes había basura. Es un trabajo a conciencia que requiere indefectiblemente de la colaboración de los vecinos.

En el ítem de consumo responsable, quizás el punto más difícil de trabajar, el ojo está puesto en la concientización. "Hacemos charlas para puntualizar en la importancia de ser conscientes sobre la utilización de los recursos naturales en nuestros hogares. El uso no racional de -por ejemplo- el agua trae consecuencias que, quizás, hoy no son visibles en esta región, pero si lo es en el mundo y se toma con mucha seriedad", comentó Busnelli.

Esto se conecta también con la temática de la próxima semana: el saneamiento del agua y la tierra. Este mes y a través de una gestión con ACUMAR, Lomas recibió maquinaria para llevar adelante una limpieza profunda de los arroyos que atraviesan la ciudad. Por estos días, están trabajando sobre el Arroyo del Rey y su desembocadura en el Riachuelo, además de eliminar microbasurales y transformarlos en espacios verdes. "En lo que va del año recuperamos más de 50 espacios verdes donde antes había basura. Es un trabajo a conciencia que requiere indefectiblemente de la colaboración de los vecinos. Nosotros limpiamos por completo el lugar, colocamos plantas nativas, árboles, bancos, mesas y lo que sea necesario pero la clave está en que los propios vecinos hagan un buen uso de esos lugares y no permitan que allí se arroje basura", concluyó.