La Unión | LOMAS

Designaron una nueva fecha de juicio por el crimen de Rodrigo González

justicia. Después de haberse postergado dos veces, en junio y en agosto, se espera que el debate contra Gabriel Castro se desarrolle el próximo 7 de noviembre.

Tenía 35 años

Tenía 35 años.

Luego de dos supensiones, asignaron una nueva fecha de juicio por el crimen de Rodrigo González, el joven de 35 años asesinado de un disparo en el tórax en un cumpleaños familiar en Temperley hace tres años.  

El próximo lunes 7 de noviembre el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) Nº 4 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora llevará adelante la audiencia en la que se le dará inicio al juicio contra Gabriel Castro.

También te puede interesar:

Es acusado del delito de "Robo agravado y homicidio criminis causae, ambos en tentativa, y homicidio agravado", por el cual actualmente se encuentra bajo prisión preventiva. 

El juicio se había suspendido en dos oportunidades: es que, en junio Castro pidió que el juicio se postergue por un cuadro de estrés; y a mediados de agosto su abogado defensor solicitó una licencia por padecer un pico de hipertensión. 

Dos semanas atrás los jueces del tribunal citaron al medico cardiólogo que firmó el pedido de licencia del abogado del imputado, Adrián Cajal, para que indique la situación médica del letrado. Entonces, afirmó que su cuadro es "delicado" y que corre riesgo de tener un Accidente Cerebro Vascular (ACV) o inclusive un paro cardiorespiratorio.

No obstante, a pesar del panorama, Cajal decidió no desvincularse de la causa. Por lo cual, los jueces le advirtieron a Castro que en caso de mantener su defensa, en la próxima audiencia su abogado no podría solicitar otra licencia. Además, que si éste no se presentara, sería instado a contratar otro letrado o se le asignará un defensor oficial del Estado.

"Es una tomada de pelo y sentís que te están faltando el respeto. Lo que nosotros esperamos, a nadie le importa, porque llevamos tres años esperando que se haga el juicio y que se le de una condena a Castro", dejó en claro Soledad, la cuñada de la víctima, en charla con La Unión. "No salimos del asombro de que sucedan estas cosas", apuntó.

"¿Cómo de oficio el abogado mismo no presenta la renuncia?", se preguntó, al tiempo que planteó que le parece una situación "inédita" y "completamente fuera de lugar". 

"Es obvio que si le designan otro abogado se va a dilatar más. Nosotros seguimos esperando los plazos del tribunal, seguimos en la incertidumbre, seguimos en la agonía y lo peor es que no podes objetar nada. No te queda otra que esperar y quedar a la buena de Dios y a lo que decida el tribunal", concluyó.

EL HECHO

Todo ocurrió el 18 de agosto de 2019 en una vivienda ubicada en la calle Zuviría al 400, casi esquina General Iriarte, en Temperley, cuando Rodrigo estaba en una habitación de la casa de su hermano en el marco del festejo de un cumpleaños familiar.

En paralelo, un delincuente, que intentaba robar junto a otro un auto sobre la calle Iriarte, disparó luego de que un efectivo de seguridad se resistiera. Uno de esos disparos ingresó por una de las ventanas de la casa e impactó directamente en el pecho de Rodrigo.

El agresor se fugó a pie mientras que la víctima fue trasladada de urgencia al hospital Luisa C. de Gandulfo, donde fue atendido, pero murió horas después. Casi dos semanas después, el 31 de agosto, la Comisaría 3ra de Temperley desarrolló un operativo en el cual logró detener al delincuente.