La Unión | Talento en Acción

Adaptó su pileta y la convirtió en un área de ejercicios

Natación. Carlos Monticelli forma parte del equipo Máster de Burzaco F.C., y apeló al ingenio para acondicionar el espacio de su casa y continuar con la rutina de entrenamientos.

Al ingenio popular nada lo detiene. Ante la mínima adversidad para desarrollar una tarea, la mente todo lo puede. En el caso de Carlos Monticelli, que Burzaco F.C. cerrara sus puertas por la pandemia del Covid-19 no le impidió hacer una de las cosas que más disfruta a sus 68 años: nadar. Cuenta con una pileta en su casa que adaptó personalmente para poder sacarle el máximo de rendimiento y no perder ritmo de  entrenamientos.

Con pocos instrumentos y un par de herramientas, este ingeniero en Electrónica puso manos a la obra y hoy disfruta de sus "nuevo proyecto" deportivo. "Lo que hice fue adherir en un poste tres cuerdas elásticas de tres metros cada una que se compran en cualquier ferretería para determinada tensión", explicó Carlos en diálogo con La Unión.

"Están alineadas en un extremo y van hacia la altura de aproximadamente dos metros sobre un poste de la división de las casas. Y en el otro un cinturón que me adhiero a la cintura. Obviamente que el agua es fría, porque soy nadador de Aguas Abiertas", agregó.

También, Carlos se encargó de marcar las diferencias entre nadar en su pileta y en la del Burzaco Fútbol Club: "Agua Fría tiene un entrenamiento diferente al de pileta. Dos veces por semana incluyo ejercicios de natación con estilos crol, pecho, mariposa, patada, todo lo que se pueda entrenar y agrego ejercicios de tipo, lo que se hacen en seco, sentadilla, elongaciones, estiramientos, saltos, como si fuese los que se hacen en aqua gym".

[video width="720" height="1208" mp4="https://launion.com.ar/wp-content/uploads/2020/06/WhatsApp-Video-2020-06-08-at-5.17.46-PM.mp4"][/video]

En ese sentido añadió: "Contribuye al mantenimiento de la parte muscular. Entre 30 y 40 minutos sin neoprene, y únicamente utilizando doble gorra sintética y según la temperatura si está sobre los 10 grados medias de neoprene. De 10 para arriba no es necesario".

Al nadar en la pileta de su casa y tener una rutina de trabajos, Carlos recibió recomendaciones de su entrenador. "Me dijo de incorporar ejercicios en seco, que no solamente nade sino que agregue complementarios. El tema es que en Agua Fría el metabolismo trabaja al doble, entonces hay un proceso de desgaste de energía muy alto. La parte muscular no se relaja fácilmente, hay que regularla de esta forma", afirmó.

Carlos entrena en Burzaco con el equipo Máster, junto a aproximadamente 15 personas. En invierno compite más en Americana, una competencias de relevos entre cuatro o cinco nadadores en pileta de 25 metros en un tiempo de 30 minutos stándard. Desde los ocho años que se dedica a la natación. Tuvo tiempos en los que dejó por trabajo, pero ahora que los hijos ya están grandes y no tiene tantas obligaciones ya lleva 17 años ininterrumpidos.

MALVINAS Y LOS LIBROS. Carlos supo competir en muchas pruebas, pero Malvinas lo marcó por siempre. "Era una idea que tenía. Tengo un hermano que fue y volvió, estaba en la parte de comunicaciones de las Fuerzas Armadas. Yo era radio aficionado en esa época y me convocaron a hacer una guardia de escucha. Y me dejó una deuda grande", confió.

En 2017 le llega la noticia que había un grupo organizado por Claudio Plit (rosarino y cuatro veces campeón mundial de la natación en Aguas Abiertas y maestro de nadadores) para ir al Atlántico Sur. "Ahí me dije, 'quiero ir´, me comuniqué con él, me integré al grupo y fuimos a las Islas en 2018. No solamente a nadar, era una buena forma de hacer presencia en varias bahías, haciendo travesías, visitar y honrar a los caídos en el Cementerio de Darwin. Fue una experiencia verdaderamente emocionante", recuerda Monticelli.

Volvió al otro año, porque quería unir las Islas. Fueron siete los que hicieron el cruce, desde Gran Malvina hasta Soledad. "Nos agarró una corriente fuerte y el tiempo no era bueno. Nadamos dos horas 10 minutos en relevos", cuenta como si lo estuviera viviendo otra vez.

Al Ingeniero y nadador hay que sumarle otra faceta: escritor. "Me gusta, hago Taller Literario en Turdera que lo coordina Laura Massolo. Mi primer libro Cuentos de Nadadores y otras disciplinas (2015) habla sobre historias de vida en el ámbito deportivo surgiendo de haberlas vivido. Y Latidos de Malvinas (2020) es una novela corta, una historia de ficción con personas y lugares reales. Quise exponer un mensaje de paz y unión entre pueblos".

[video width="640" height="352" mp4="https://launion.com.ar/wp-content/uploads/2020/06/WhatsApp-Video-2020-06-08-at-5.04.50-PM.mp4"][/video]

Temas Relacionados
Ver más:
+ Talento en Acción
ÚLTIMAS NOTICIAS