La edición Nº35 de la tradicional ceremonia convocó a chicos y chicas de las parroquias y grupos de Acción Católica, catequesis, misioneros, scouts y colegios.
El recorrido fue de 12 kilómetros.
El recorrido fue de 12 kilómetros.

Niños, jóvenes y familias de la diócesis de Lomas peregrinaron desde la catedral Nuestra Señora de la Paz hasta la parroquia Nuestra Señora de Luján, en Longchamps.

La edición Nº35 de la tradicional ceremonia convocó a chicos y chicas de las parroquias y grupos de Acción Católica, catequesis, misioneros, scouts y colegios, entre otros, en un recorrido que fue de 12 kilómetros y tuvo un descanso en la casa de Betharrám en Adrogué.

El obispo auxiliar, monseñor Jorge Torres Carbonell, presidió la misa de cierre. Desde el Obispado de Lomas informaron que los organizadores de la caminata juntaron los alimentos no perecederos que habían pedido a los chicos como gesto solidario con los sectores más necesitados de la diócesis.