Argentina y Uruguay protagonizaron un interesante partido en Tel Aviv, en el último amistoso del año. El 10 la metió de penal en el descuento para el 2-2 en el clásico del Río de la Plata. Los otros goles: Edinson Cavani, Sergio Agüero y Luis Suárez.
Lionel Messi, por el piso tratando de quedarse con el balón. Asistencia y gol para el 10.

Argentina y Uruguay igualaron 2-2 e Tel Aviv, en el marco de la segunda presentación de la fecha FIFA, lo que significó el último amistoso del año para el equipo de Lionel Scaloni, que ahora se enfocará en las Eliminatorias Sudamericanas rumbo al Mundial de Qatar 2022 y la Copa América 2020 que organizará conjuntamente con Colombia.

Scaloni no introdujo grandes cambios (apenas cuatro) para este partido respecto del triunfo por 1-0 sobre Brasil en Riad. Ubicó al Kun Agüero por izquierda y Dybala por derecha, dejándole a Messi sus acostumbrados arranque en velocidad por el medio. Acuña se acoplaba bien al tándem ofensivo y Argentina proponía atacar.

Uruguay intentó salir rápido vía Cavani, que tuvo un duelo personal bastante áspero con Paredes, con buen manejo en el medio a través de Torreira y Vecino, los que más se animaban a la ofensiva. Las llegadas a los arcos no eran claras. Siempre apareció un defensor para abortar los tiros de Dybala y Messi por un lado y de Suárez por el otro, además de un remate de Vecino que contuvo Andrada sin dar rebote.

A los 33 minutos se rompió la paridad. Lozano llegó al fondo por izquierda y tocó atrás para Torreira que picó una pelota en el vértice del área hacia la derecha para Suárez (la pelota sobró a Tagliafico) y Cavani anticipó en el primer palo para dejar sin chances a Andrada y señalar la apertura del marcador.

Argentina no se desesperó. Siempre con buen trato de pelota trató de sacar a los defensores uruguayos. Hubo un gol de Dybala anulado por mano previa al remate y un tiro libre de Messi que Campaña controló sin mayores dificultades.

La Albiceleste tuvo un mejor arranque en el complemento, llevó el partido a campo rival y forzó algunas llegadas, como un tiro libre de Messi que Campaña sacó a un costado. El empate llegó a los 13 minutos. Nació de la pegada de Messi, que encontró la cabeza de Agüero ganándole en el salto a su marca y dejando fuera de acción al arquero.

Uruguay, en el mejor momento argentino, llegó al segundo tanto con un magistral tiro libre de Luis Suárez al palo de la barrera. Efectividad pura los dirigidos por el Maestro Tabárez. Argentina tuvo que volver a empezar. Y los cambios no desnaturalizaron el juego. La búsqueda se hizo constante, mientras la Celeste formaba una trinchera cerca de su área.

Llegando al final, Campaña le sacó un gran cabezazo a Agüero. Y del córner llegó la mano de Martín Cáceres y el penal sancionado por el israelí Rainshriber. Messi, con un toque suave a la derecha de Campaña puso la igualdad definitiva y merecida.

Argentina cerró la gira por Arabia Saudita e Israel invicta. Con dos clásicos. Ahora llegó el momento de la verdad. Scaloni probó, cambió, observó y se llevó buenas noticias. Tiene material y calidad de sobre. Eliminatorias y Copa Argentina. Esos son los objetivos.