La mujer detenida este viernes fue la única que declaró ante el fiscal por la muerte de los cuatro jóvenes.
Familiares y amigos de los jóvenes fallecidos participaron de una marcha para reclamar justicia.
Familiares y amigos de los jóvenes fallecidos participaron de una marcha para reclamar justicia.

Siete de los ocho policías imputados por la muerte de los cuatro jóvenes en la localidad de San Miguel del Monte se negaron a declarar.

Las indagatorias se hicieron a los cuatro efectivos imputados por “homicidio doblemente agravado por abuso de su función como miembro de fuerzas policiales y por el empleo de armas de fuego”, y a los otros cuatro acusados por el delito de “encubrimiento y falsedad ideológica”.

La mujer policía que fue detenida este viernes y es una de las personas que iba en uno de los tres móviles que participaron de la persecución, fue la única que declaró ante el fiscal pero las fuentes mencionaron que “por el momento se van a mantener en reserva sus dichos”.

Leé también:  Asesinan de dos balazos a una policía y le roban el arma reglamentaria

Por su parte, familiares y amigos de los jóvenes fallecidos participaron de una marcha para reclamar justicia en el centro de San Miguel del Monte. Emanuel, hermano del joven de 22 años que manejaba el Fiat 147 dijo que, según lo que pudo ver en los videos, su hermano iba a detener el auto pero “tuvo miedo” cuando la Policía empezó a disparar.

Los familiares también comentaron que la Policía le habría ofrecido plata al chofer del camión que fue impactado por el Fiat 147 para que se fuera del lugar sin aportar datos.