Melchor, Gaspar y Baltasar repartieron juguetes en el hogar de mujeres ubicado en Temperley y luego regalaron más de 200 bolsas de caramelos a los pacientes de la sala de espera de pediatría.
Acercando la magia a los chicos.
Acercando la magia a los chicos.

Gracias a la unión de los espacios sociales lomenses Tres Banderas, Encuentro Peronista y la mesa de Trabajo Social y Cultural del Bario La Perla se realizaron dos jornadas donde los Reyes Magos visitaron la Casa de Mujer y Niños Teresita de Temperley y la guardia de pediatría del Hospital Gandulfo.

Más de 30 juguetes se llevaron a la casa que alberga a mujeres junto a sus hijos en Temperley gracias a las donaciones que juntaron las instituciones sociales encargadas de la organización de la visita de Melchor, Gaspar y Baltasar.

“Se vivió una jornada mágica en la que además armamos una pequeña kermés para que los chicos del hogar Teresita se puedan divertir junto a los Reyes Magos”, detalló uno de los organizadores de la jornada.

Gracias a la colaboración de los vecinos los Reyes Magos también visitaron el Hospital Gandulfo donde sorprendieron a los niños y adultos presentes en la sala de espera de la guardia de pediatría.

“Allí repartimos más de 200 bolsas de caramelos a los presentes que estaban felices de ver a los reyes”, detalló Damián Karalitzky, organizador de la jornada y fue quien estuvo acompañando a los magos.

Nos sólo los más chicos mostraron su sorpresa, también los papás, mamás, abuelos y abuelas presentes no dudaron en pedir una foto junto a los Reyes Magos.

“Fue conmovedor ver la alegría de toda la gente que estaba esperando ser atendida y que de un momento a otro pasaron a tomarse fotos para mostrar a sus familias”, concluyó Karalitzky.