El Milrayitas perdió con Comunicaciones por 1-0 y no pudo acceder al torneo federal. Le alcanzaba con un empate que buscó, pero no fue claro en la búsqueda. Además, sufrió las expulsiones de Máximo Levi y Sebastián Valdez. En el local vio la roja Martín Palisi.
Los Andes perdió en Agronomía por la mínima diferencia y no pudo acceder a la Copa Argentina 2020.

El peor final para Los Andes. El Milrayitas cayó en Agronomía frente a Comunicaciones por 1-0 y no pudo clasificarse a la próxima edición de la Copa Argentina. En un partido que terminó por desvirtuarse por las tres expulsiones, el elenco de Lomas de Zamora pagó caro su falta de eficacia en el área rival. Le alcanzaba con un empate, que buscó durante todo el segundo tiempo, pero que no llegó y termina por desdibujar una campaña para olvidar.

Los Andes dependía de sí mismo. Un triunfo lo metía, con un empate dependía del CADU y Tristán Suárez. No se sacaron ventajas en Zárate y el Milrayitas la dejó pasar. El gol antes del cuarto de hora sacudió a la visita. Gran pase de Ruiz Gómez para Giménez, que acarició la pelota con sutileza y se metió por arriba de Fretes. Antes, hubo un pisotón en el área de Valdez al generador de la jugada que el árbitro Sebastián Zunino omitió.

Leé también:  Arce: "Tenemos que mejorar en el juego"

El juego de Los Andes fue el pelotazo a Galeano, que siempre se las ingenió para llevar peligro, aunque sin receptores claros en la descarga. Un remate de afuera de Ortegoza y un anticipo en el primer palo de Noriega fueron las pocas aproximaciones hasta Otarola.

Diego Galeano fue el más destacado de Los Andes que cerró un torneo para el olvido.

Comunicaciones se vio superado por el empuje del Milrayitas en el complemento. De entrada Arce no pudo con Otarola y luego Scatolaro rechazó con perfil cambiado y estrelló un pelotazo en el travesaño. Con mucho empuje, la visita fue a buscarlo, la mayoría de las veces con acciones individuales. Kopriva mandó a la cancha a Mazzolatti y Pompei (otro debut) y más tarde a Landriel. Toda la carne al asador, no había otra alternativa.

Leé también:  “Para ser un buen entrenador no es necesario haber jugado en las mejores ligas”

En el momento que parecía que el empate estaba al caer, Los Andes se desinfló con las expulsiones de Levi (se fue junto a Palisi) y Valdez. La impotencia y los nervios le jugaron en contra. Los rebotes, es cierto, tampoco lo favorecieron a la hora de ligar.

Lejos del campeonato hace varias fechas, tenía por delante el consuelo de clasificar a la Copa Argentina. Pero volvió a tropezar. Momento de balance, autocríticas y mejoras a futuro. Los Andes no estuvo a la altura de los pergaminos en este Torneo Apertura.