Leda Valladares nació en San Miguel de Tucumán en 1919, hace casi un siglo. Durante su adolescencia, ya declarado su amor por la música, se inclinó por el jazz y el blues, y también por la música clásica.

Además, en la Universidad Nacional de Tucumán se formó como profesora de Filosofía, y luego se graduó en Ciencias de la Educación.

Luego de transitar esos géneros y en paralelo a su formación académica, a sus 22 años comenzó su pasión por el folklore, en especial por la baguala, que la acompañaría durante toda su vida.

Junto a otros jóvenes como ella, fundó su primer grupo: F.I.J.O.S. (Folklóricos, Intuitivos, Jazzísticos, Originales, Surrealistas).

Por esta formación pasaron otros grandes, como Adolfo Ábalos, Manuel Carrillo, el Mono Villegas, Louis Blues y el Cuchi Leguizamón.

Leé también:  Ernest Hemingway y Cuba

"En Tucumán se hacía folklore con guitarra y canto, pero sin ningún carácter indígena, sin el color ni el dramatismo ancestral que tienen estas músicas. Cuando llegué a mi pago dije: ¿Dónde estamos viviendo, que no nos informamos? Esta música impresionante existe en Tucumán y nadie le lleva el apunte", aseguró en una entrevista.

Por este motivo, comenzó su investigación y también, a recolectar coplas del Norte Argentino, que corrían el riesgo de perderse sin nadie que se encargue de hacer un compendio de esa música, siempre con su caja como aliada.

Promediando los '50 viajó a Francia, donde se encontró con María Elena Walsh para integrar el dúo folklórico "Leda y María". Este dueto tuvo una larga trayectoria en los escenarios argentinos y europeos.

Leé también:  Marta Minujín, una argentina en Nueva York

Entre 1960 y 1974 publicó una serie de discos denominada Mapa Musical de la Argentina, fruto de su recopilación de cantos autóctonos de todo el territorio nacional.

Otros trabajos importantes de su discografía fueron "Igual rumbo", "Grito en el cielo I y II" y "América en cueros". Entre otras aventuras, escribió música para cine, televisión, y obras teatrales.

Leda fue una influencia central para músicos de diferentes géneros y generaciones, León Gieco, Fito Páez, Pedro Aznar, Gustavo Cerati, Jairo y Litto Nebbia, entre otros, a los que transmitió su amor por el acervo de la canción tradicional.

Su tarea fue reconocida en Argentina y en el exterior con importantes premios y distinciones. Falleció en Buenos Aires en julio del 2012 y desde hacía años estaba retirada de los escenarios.

Leé también:  Las películas de Sandro vuelven a la pantalla grande

A propósito del año del centenario de su nacimiento, el CCK abrirá las puertas con la instalación sonora "Leda 100 años".

Se trata de una propuesta que cuenta con diseño sonoro, composición y programación de Sebastián Verea y diseño de montaje de Fernando Molina, que será parte de las celebraciones por los 100 años de Leda, que seguramente se extenderán durante este 2019.