Los trabajos ya llegaron a la altura de Boedo y en los próximos días se extenderán hasta Sáenz y Portela. El refuerzo de la red secundaria beneficiará a unos 2.100 vecinos de manera directa y acompañará el crecimiento que tuvo la zona.
tras la instalación de las cañerías se repara el tramo de la calle dañado.
tras la instalación de las cañerías se repara el tramo de la calle dañado.

En las últimas semanas una postal se tornó recurrente en el centro de Lomas de Zamora: calles cortadas, máquinas cavando pozos y sacando tierra, y obreros cargando caños al hombro y llevándolos de acá para allá. En plena zona comercial, el Municipio se encuentra finalizando la renovación de la red secundaria de cloacas, una obra que permitirá mejorar el servicio y beneficiará a unos 2.100 vecinos de forma directa.

El proyecto comenzó a fines de septiembre y ya se extendió en el área comprendida por las calles Colombres, Boedo, la avenida Hipólito Yrigoyen y España. Allí se instalaron nuevas cañerías de PVC para renovar los desagües que hoy son de hormigón simple. El nuevo sistema tendrá un mayor diámetro para acompañar el crecimiento que tuvo en la zona en los últimos años.

“Éste es un refuerzo en el servicio de cloacas en una zona que experimentó un progreso muy importante”, dijo martín.

El intendente Martín Insaurralde comentó que se trata de “una obra muy importante para cubrir las necesidades de los ciudadanos” en una zona, como la del microcentro, que en la última década cambio mucho con la construcción de nuevos edificios y la apertura de una gran cantidad de negocios y locales, atraídos por la expansión que tuvo Las Lomitas y sus alrededores.

Leé también:  Renovaron la infraestructura de más de 90 escuelas de todo Lomas

“Éste es un refuerzo en el servicio de cloacas en una zona que experimentó un progreso muy importante en la última década. Es por eso que trabajamos para ofrecer mejoras en la infraestructura de la zona, pensando en las demandas de la gente”, apuntó.

los nuevos desagües tienen un diámetro más grande.
los nuevos desagües tienen un diámetro más grande.

Los trabajos, días atrás, llegaron a la calle Acevedo, entre la peatonal Laprida y Boedo. Al tratarse de una calle por la que circulan una gran cantidad de autos y colectivos se cortó el tránsito durante la menor cantidad de horas posibles para no generar embotellamientos en los alrededores.

Los comerciantes de la zona y los vecinos tuvieron que acostumbrarse al ruido, pero entienden que las obras son necesarias. Mario Galeano, que vive desde hace 20 años sobre Acevedo, comentó: “Si esto sirve para mejorar los problemas que hay en la zona, bienvenido. Esto creció muchísimo durante los últimos años”.

Leé también:  Renovaron la infraestructura de más de 90 escuelas de todo Lomas

Las tareas, según informaron desde Aguas y Saneamientos Argentinos, luego se extenderán por Acevedo, entre Portela y Sáenz, y por Pellegrini, entre Sáenz y Portela. En total, se instalarán más de 2.800 metros de cañerías y se realizarán 285 conexiones domiciliarias.

El secretario de Obras y Servicios Públicos, Emiliano Piergiovanni, aseguró que “estos trabajos beneficiarán directamente a unos 2.100 vecinos y a más de 10 mil en forma indirecta”. Y completó: “Es fundamental mejorar el servicio y acompañar el crecimiento que se viene desarrollando en la zona desde hace varios años”.

MEJORAS EN BANFIELD. Otra obra de expansión y mejoramiento del servicio de cloacas fue la que se realizó en Banfield Este, donde se construyó un aliviador que sirvió para descomprimir el sistema en una localidad que también creció en los últimos años.

En Alsina instalaron más de mil metros de cañerías en el trayecto que va desde la calle Cochabamba hasta Malabia, donde hay un conducto que se conecta con el aliviador.

Como parte del proyecto se hicieron 11 bocas de registros, una de acceso y ventilación, y nueve empalmes a bocas de registro y ventilación existentes.