El equipo integrado por Julie Kozack y Luis Cobeddu iniciarán formalmente las negociaciones con el Gobierno por el tema de la deuda.
Los representantes del FMI buscarán conocer cuál es el plan del Gobierno.

La misión del Fondo Monetario Internacional que llegará mañana a la Argentina se extenderá varios días más de lo previsto, hasta el 19 de febrero, para permitir “un diálogo y un trabajo más profundo” con el Gobierno.

El equipo, integrado por Julie Kozack, directora adjunta del departamento del Hemisferio Occidental del FMI, y el encargado de la misión Argentina, Luis Cobeddu, llegará para iniciar formalmente las negociaciones con el Gobierno argentino por el tema de la deuda.

Será el primer viaje de esta misión desde agosto, cuando se suspendieron las visitas tras el resultado de las PASO y las turbulencias que se sucedieron y por el posterior congelamiento del programa stand by de U$S57.000 millones.

Voceros informaron que la delegación llegará para “continuar el diálogo en curso sobre el programa económico del Gobierno y las perspectivas económicas para el país”.

Pero principalmente, apuntaron, será una oportunidad para “aprender más sobre la estrategia de las autoridades para abordar la situación de la deuda argentina”.

Desde que asumió Alberto Fernández, el Fondo viene reclamando conocer detalles del plan económico para evaluar la eventual sostenibilidad de una propuesta de renegociación de la deuda con el organismo.

Hasta ahora ven señales “positivas” de “estabilización”, con las medidas económicas que el Gobierno tomó al asumir, pero aún aguardan el plan general.

El director del Fondo para el Hemisferio Occidental, Alejandro Werner, ha dicho que la misión se enfocaría en ayudar a las autoridades a “construir el marco macroeconómico, entender cuáles serán las políticas públicas que se van a implementar para mejorar la distribución del ingreso y la reactivación de la actividad productiva”.