Un grupo de intendentes de la provincia de Buenos Aires pidió hoy a los docentes que "vuelvan a las aulas en forma urgente” porque "la falta de horas de clase se está convirtiendo en un perjuicio irrecuperable para la construcción del futuro grande que todos anhelamos".

aula-vacia

Los intendentes, a través de un comunicado, aseguraron comprender "el reclamo docente" y que respetan "sus derechos salariales" pero  pidieron a los maestros "continuar con las negociaciones de sus derechos con los niños y jóvenes dentro de las aulas".

Precisaron además que "de ninguna manera pueden perturbarse los procesos de aprendizaje, aun cuando hayan diferencias salariales, porque estas pueden resolverse mediante el diálogo de los dirigentes con responsabilidades".

Los intendentes destacaron también que por estas horas "sentimos  el daño que la falta de clases está generando a miles de familias de nuestros distritos, que se organizaron para estar inmersas ya en un nuevo ciclo lectivo con una estructura cotidiana preparada para la saludable concurrencia a las escuelas de sus hijos".

"Apelamos a la cordura y al buen sentir de todos los actores que integran el conflicto para que las diferencias sean superadas, sin perder de vista que por sobre todas las circunstancias nuestros chicos no pueden dejar de concurrir a clases".

Los jefes comunales que suscribieron esta declaración son el intendente de Florencio Varela, Julio Pereyra; La Matanza, Fernando Espinoza; Berazategui, Juan Patricio Mussi; San Vicente, Daniel Di Sabatino; Cañuelas, Gustavo Arrieta; y Berisso, Enrique Slezack.

Tambien el de Lobos, Gustavo Sobrero; Ituzaingó, Alberto Descalzo; Lomas de Zamora, Santiago Carasatorre; Lanús, Darío Díaz Pérez; Moreno, Mariano West; y Tres de Febrero, Hugo Curto, entre otros.