De un magnífico primer tiempo a un final inesperado. Los argentinos se fueron al descanso 31-7 y los Wallabies fueron una aplanadora en el complemento para sellar el 45-34 final. El equipo de Mario Ledesma no alcanzó el objetivo de poder subirse al podio.
Los Pumas pasaron de un gran primer tiempo a la decepción total.
Los Pumas pasaron de un gran primer tiempo a la decepción total.

Después del boom All Blacks, Los Pumas recibieron a los Wallabies australianos en Salta, con la posibilidad de conseguir su tercer triunfo en la presente edición del Rugby Championship y meterse en el podio por primera vez. Parecía que, al cabo de la etapa inicial, todo se encaminaba a una verdadera fiesta tras el 31-7 parcial.

Pero, Australia fue otro equipo en el complemento, barrió contra todos los pronósticos y se alzó con un 45-34, dejando al descubierto todos los errores de los argentinos.

Los Pumas jugaron un primer tiempo muy bueno. Además de aprovechar sus momentos, supieron capitalizar los errores de los Wallabies para sacar una clara diferencia.

El equipo de Mario Ledesma apoyó cuatro tries. Pablo Matera, Emiliano Boffelli, Matías Orlando y Santiago González Iglesias llegaron al ingoal rival. Tres goles de Nicolás Sánchez, más otro de González Iglesias, que también acertó un penal, redondearon los 31 puntos de esos primeros 40 minutos, donde Australia marcó a través de Michael Hoope y el  gol de Bernard Foley.

Michael Cheika, entrenador de los australianos, buscó una reacción en sus jugadores y cambió toda la primera línea para el complemento. Y a los 12 minutos, su equipo apenas estaba dos puntos abajo en el marcador. Con una ráfaga de tries, Izack Rodda, Israel Folau y Dane Haylett-Petty, más la precisión de su apertura en las conversiones, los Canguros se metieron en partido ante la sorpresa generalizada de los argentinos.

Un penal de González Iglesias hizo que Los Pumas, a los 20 minutos, tomaran un respiro, aunque la diferencia de 34-28 no era lo suficientemente tranquilizadora. Y así lo fue, porque en un partido muy cambiante, la visita por intermedio de David Pocock y otra vez Haylett-Petty llevaron la chapa a un 42-34 impensado al cabo del final de la primera etapa.

Foley, con otro acierto a los palos a cinco minutos del final, derrumbó todas las esperanzas ALbicelestes. El 45-34 en contra, no les permitió a los argentinos salir del último lugar.

Formaciones

Argentina (34): Emiliano Boffelli; Matías Moroni, Matías Orlando, Jerónimo de la Fuente y Ramiro Moyano; Nicolás Sánchez y Gonzalo Bertranou; Javier Ortega Desio, Marcos Kremer y Pablo Matera; Tomás Lavanini y Guido Petti; Ramiro Herrera, Agustín Creevy (cap) y Nahuel Tetaz Chaparro. Ingresaron: Julián Montoya, Santiago García Botta, Santiago Medrano, Matías Alemanno, Juan Manuel Leguizamón, Tomás Cubelli, Santiago González Iglesias y Sebastián Cancelliere. Entrenador: Mario Ledesma.

Australia (45): Dane Haylett Petty; Israel Folau, Reece Hodge, Kurtley Beale y Marika Koroibete; Bernard Foley y Will Genia; David Pocock, Michael Hooper (cap) y Ned Hanigan; Izack Rodda y Adam Coleman; Taniela Tupou, Folau Faingaa y Scott Sio. Ingresaron: Tolu Latu, Sekope Kepu, Allan Alaalatoa, Rory Arnold, Rob Simmons, Caleb Timu, Nick Phipps, Matt Toomua y Tom Banks. Entrenador: Michael Cheika.