Unos 583 kilos de cocaína que habían sido incautados durante el operativo "Octubre Blanco" en Córdoba fueron incinerados hoy en el edificio Centinela, informaron fuentes de Gendarmería Nacional.

Quema_Droga

El operativo "Octubre Blanco" fue realizado el 24 de octubre del año pasado en la localidad cordobesa de Sinsacate tras 18 meses de investigación sobre el accionar de una banda de narcotraficantes que iba a trasladar la droga desde Buenos Aires en un vehículo.

Ese día personal de Gendarmería Nacional interceptó sobre la ruta nacional 9, a 60 kilómetros de la capital cordobesa, a un camión térmico Mercedes Benz Sprinter.

En el procedimiento se decomisaron 548 paquetes rectangulares de diferentes colores que contenían 583 kilos de cocaína, que estaban ocultos en un compartimiento creado en el techo del vehículo y al  que se accedía con un sistema hidráulico.

Efectivos de la Unidad de Operaciones Especiales Antidrogas y la Unidad Especial de Procedimientos Judiciales Córdoba de Gendarmería detuvo entonces a tres personas, que se sospecha que integraban una banda narcocriminal que tenía logística en varias provincias.

En el marco de las investigaciones se hicieron allanamientos en  Santiago del Estero, donde se detuvo a dos hombres, uno de ellos llamado Claudio Andrada y sindicado como cabecilla, y otro en la provincia de Buenos Aires, donde se arrestó a un sexto integrante.

La quema de la droga se llevó a cabo hoy en el Horno Incinerador de Policía Científica de Gendarmería, ubicado en el edificio Centinela, sede de la Fuerza, por orden de la Jueza Federal en lo Criminal 1 de San Isidro, Sandra Arroyo Salgado.