El colaborador de Julio Falcioni en el Taladro explicó como afecta en el plantel la pérdida de masa muscular, la posibilidad de lesiones frecuentes una vez que se retome la actividad y las estadísticas respecto de otras ligas.
El profe Otero habló sobre la preparación física en tiempos de cuarentena.

En diferentes partes del mundo se están aplicando los protocolos para el retorno del fútbol, amenazado por la pandemia del Coronavirus. La Bundesliga retomó la actividad con un Bayern Münich imparable que se encamina a su octavo título consecutivo. En otros países, recién están volviendo a las prácticas. Y en Argentina se continúa esperando.

El prepardor físico Gustavo Otero, que integra el cuerpo técnico de Julio Falcioni en Banfield, es una persona muy reconocida y respetada en el ambiente futbolistico. Y en Superfutbol reconoció que las consecuencias de la cuarentena para el físico de los futbolistas no son tan graves como podría haberse esperado porque una de las cosas que más tiempo lleva recuperar, como la masa muscular, se puede seguir trabajando.

Leé también:  Advierten sobre ocho casos positivos en un geriátrico de Escalada

"Los recesos más largos que tuvimos con los jugadores fueron de 30 días en vacaciones. En Banfield tenemos medido un promedio de un kilogramo de masa muscular perdida en un mes, con algunos que pierden 300 gramos y otros, dos kilos. Ese kilo cuesta recuperarlo entre seis y ocho semanas. Si no hiciéramos todo lo que estamos haciendo ahora para mantener esa masa muscular, nos llevaría una eternidad recuperarlo", apuntó.

"Creo que vamos a llegar en mejores condiciones de las que imaginamos. Los jugadores están entrenando fuerte".

"Estamos apuntando mucho a la masa muscular, que es lo más fácil de perder y lo más difícil de recuperar. La resistencia, por ejemplo, no preocupa tanto, porque su pérdida es más lenta y su ganancia más rápida. Dentro de todo, lo positivo es que la cuarentena y los espacios reducidos nos permiten trabajar en un buen nivel la cualidad que más se pierde", explicó el preparador físico que desde hace años acompaña al Emperador del Taladro.

Leé también:  Un clásico inolvidable: se cumple 20 años del último Los Andes-Banfield

En cuanto a la posibilidad de que aparezcan más lesiones musculares que lo habitual por lo apretado que puede ser el calendario sumado al extenso tiempo sin la actividad que era normal antes de la pandemia, Otero indicó que sería factible que se den varias lesiones, pero de todas maneras recordó: "Las estadísticas de los equipos de primer nivel que juegan copas todo el tiempo, son de unos números importantes de lesiones anuales. Un equipo de primera línea de Premier League tiene de 40 a 50 lesiones por año, que es un montón".

Por último explicó que el sobrepeso que podrían tener los jugadores al término de la cuarentena es un tema menor al lado de el de la masa muscular. "Creo que vamos a llegar en mejores condiciones de las que imaginamos. Los jugadores están entrenando fuerte. Nos falta espacio pero podemos desarrollar muchos tipos de situaciones que sostengan al músculo".