Previo al anuncio de su gabinete, el presidente electo recibió en sus oficinas a las autoridades del Gobierno porteño y les pidió que retiren las rejas de Plaza de Mayo.
El encuentro no fue anunciado y se interpretó como una señal de convivencia.

Previo al anuncio de su gabinete, el presidente electo, Alberto Fernández, se reunió con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, a quien le pidió que saque las rejas que rodean a la Plaza de Mayo para liberar los accesos en el día de su asunción.

Junto al vicejefe de la Ciudad, Diego Santilli, Larreta llegó oficinas de Puerto Madero pasado el mediodía y estuvo allí por una hora y cuarto en el marco de un encuentro que no fue anunciado, y se interpretó como una señal de convivencia entre la nueva administración nacional y la gestión porteña de cara a los próximos cuatros años.

Leé también:  "La única Argentina posible es la que ayuda a los que producen y dan trabajo"

La instalación de las rejas que dividió en dos a la Plaza de Mayo fue autorizada por la Legislatura por pedido del presidente Maurio Macri. Al tratarse de un espacio histórico para los ciudadanos y escenario tanto de actos como manifestaciones, la medida generó rechazo. En la reunión, Larreta accedió al pedido de Fernández y se comprometió a quitarlas.