La jueza dictaminó que se trató de un homicidio “con exceso en la legítima defensa”, a pesar de que el fiscal había pedido que siguiera detenido. El hecho había ocurrido en mayo pasado.
El hecho había ocurrido el 30 de mayo pasado en la Isla Maciel.
El hecho había ocurrido el 30 de mayo pasado en la Isla Maciel.

El 30 de mayo pasado, un Policía Federal había acordado con un usuario de una red social encontrarse para comprarle una Play Station. Al llegar, declaró ser atacado por un joven de 18 años y, en defensa propia, le vació el cargador de su arma reglamentaria. Hoy fue excarcelado.

El agente Osvaldo Rendichi, de 24 años, permanecía detenido por esta causa en la que murió un joven pero fue excarcelado en las últimas horas, luego de que una jueza entendiera que se trató de un homicidio “con exceso en la legítima defensa”, a pesar de que el fiscal había pedido que siguiera detenido.

Leé también:  Una mujer mató a puñaladas a su marido en Gerli y aseguró que lo hizo para defenderse

Según su declaración, todo comenzó cuando pactó a través de una red social comprar una PlayStation 4 por $17 mil. El efectivo se dirigió vestido de civil junto con su hermano a bordo de su auto Chevrolet Vectra gris para encontrarse con el supuesto comprador en la calle Pinzón al 1500 en la Isla Maciel.

Al llegar al lugar pactado, un joven se acercó y le dijo que lo acompañara unos 20 metros por un pasillo del barrio, tras lo cual apareció otro hombre que amenazó al agente con fines de robo. Allí, el Policía se habría identificado y unos segundos después intercambió disparos con el asaltante. Sin embargo, el joven que recibió los balazos no fue el que lo atacó a tiros sino otro lo había recibido en primera instancia.

Tras los disparos, el policía subió a su auto en el que lo esperó su hermano y se dirigió rápidamente a la comisaría 1era. de Avellaneda, donde dio su versión de lo sucedido.

Leé también:  Asesinan a un hombre en Avellaneda y detienen a la esposa

Allí, el agente que integra la fuerza hace dos años entregó su arma reglamentaria y una pistola 9 milímetros marca Tanfoglio que se le había caído al hombre que lo atacó. A los pocos minutos de haber llegado a la seccional, el joven identificado como Lucas Adrian David Barrios (18) ingresó con múltiples heridas de bala al hospital Fiorito, donde murió a raíz de las lesiones sufridas.

El joven fallecido tenía al menos tres causas penales, entre 2018 y 2020. Una por “robo agravado”, otra por “tenencia de arma” y la última por “encubrimiento agravado”. Su familia recalca que el hecho pude haber tenido que ver con una relación previa entre ambos y no así por la compra de una consola de juegos.