Por tercer año consecutivo, tienen problemas para arrancar el ciclo lectivo debido a que la Provincia no autoriza los actos públicos ni el presupuesto para los docentes.
La semana pasada realizaron una protesta en el centro de Adrogué.

Por tercer año consecutivo, los estudiantes del Centro de Producción y Educación Artístico Cultural (Cepeac) Nº 1 de Almirante Brown tienen dificultades para iniciar con normalidad el ciclo lectivo, debido a que el Gobierno de la provincia de Buenos Aires no autoriza los actos públicos ni el presupuesto para que los docentes puedan dar clases.

Ante de este escenario, los 170 alumnos del profesorado de Teatro se encuentran en estado de “asamblea permanente” y este martes desde las 17 realizarán un “semaforazo” en la esquina de la avenida Espora y Esteban Adrogué (a metros del ex Colegio Nacional), para visibilizar públicamente la problemática que padecen desde hace años.

Leé también:  Los roba ruedas volvieron a atacar y los vecinos están "hartos"

En un comunicado, los integrantes el Centro de Estudiantes del Cepeac aseguraron que “la reiteración año a año de este conflicto y la falta de respuestas (de las autoridades) llevan a leer que detrás hay una intencionalidad de avanzar en el cierre de la institución”.

Por eso responsabilizaron por la situación al Director General de Cultura y Educación bonaerense, Gabriel Sánchez Zynni, y a la gobernadora María Eugenia Vidal.

“En cualquier profesorado las clases empiezan en marzo o abril, y nosotros estamos en junio y nada”, resaltó Tamara Moreno, estudiante de cuarto año del profesorado. “Este año deberíamos egresar y no lo vemos posible”, agregó en diálogo con el programa “Escalando la Tarde” que se emite por Megafón, la radio de la Universidad de Lanús.

Leé también:  Brown: avanzan las obras en el nuevo edificio del Instituto Nº41

A la incertidumbre que les genera cuándo comenzará la jornada se suman las precarias condiciones edilicias en las que tienen que estudiar. La carrera se dicta en las instalaciones de la Primaria Nº 1, porque la Cepeac no cuenta con un establecimiento propio.

“La situación en cuanto a infraestructura no escapa a lo que pasa en las escuelas de la provincia”, graficó Moreno. Tuvieron inconvenientes por pérdidas de gas, la caída de la mampostería, persianas persianas rotas y falta de cerramientos.

Para exigir una respuesta le harán llegar una carta a los funcionarios de la provincia de Buenos Aires para tener acceso a “una educación de calidad”, como merecen.