Según las casas de electrodoméstico de Lomas, las mujeres son las que toman las decisiones a la hora de elegir y dejaron atrás los productos para tareas domésticas y se inclinan por los de uso personal.

La elección a la hora de comprar un producto en las casas de electrodomésticos varió con el paso de las décadas y el género femenino es un claro protagonista de esto en el rubro. La cuestión es elegir productos que permitan ahorrar tiempo para poder invertir ese tiempo en una misma. “Ellas marcan las tendencias del mercado”, dicen desde los locales, donde afirman que “ellas deciden”. ¿Qué tal?

Una cadena emblemática de Lomas de Zamora y con una rica historia a cuestas es Radio Sapienza, que hoy en día cuenta con 12 sucursales presenciales en la zona y una que atiende de forma virtual. La empresa es una de las tantas que vivió dicha transformación a medida que pasaron los años y en parte se debe a que también cambiaron los clientes y sus formas de dirigirse a un local.

Cambios en el consumo.
Cambios en el consumo.

Marina Touceda, empleada del lugar hace 10 años, da detalles: “Antes la mujer estaba encasillada a escoger un electrodoméstico para que seguir trabajando y realizar los quehaceres del hogar”. Rápidamente agrega que actualmente la mujer se inclina por una opción que le permita “ahorrar tiempo para dedicárselo a sí misma o un objeto de uso personal”. “El género femenino ocupa otro papel, el vendedor entiende el nuevo rol y a partir de ello asesora o aconseja al comprador para elegir el mejor producto”, indica la encargada del local.

Leé también:  El trailer de salud brindará atención especializada para mujeres

En el relevamiento que realizó el Diario La Unión también está Coppel, sobre la peatonal Laprida, que fue consultado sobre las diferencias entre la mujer del pasado y del presente, ya que cuenta con un espacio específico para ellas.

El gerente Carlos Valdez explica su punto de vista: “La mujer participa y tiene la decisión propia. Cambió la metodología de regalo y directamente escogen otra opción, como una planchita para el pelo o un secador de cabello. Si la compra es en pareja, pueden llegar a elegir un electrodoméstico”.

“EN 8 DE CADA 10 VENTAS, LAS QUE TERMINAN DECIDIENDO SON LAS MUJERES”, ASEGURÓ EL ENCARGADO DE FRÁVEGA DE LOMAS.

Y agregó: “El aspecto social es fundamental para que se desarrollen estos cambios porque el género femenino ya tiene voluntad propia y derechos para querer o no ese producto en cuestión. Ellas marcan las tendencias del mercado”.

Para finalizar, Gonzalo López, encargado de Frávega hace más de un año, aseguró que en 8 de cada 10 ventas las que deciden son las mujeres: “Incluso los hombres que vienen solos, convencidos de comprar, consultan a último momento a su pareja y se aseguran de que la decisión sea la correcta”. López relacionó dicho aspecto con la estética, ya que ellas son más observadoras en los detalles.

Leé también:  "Vamos a entender que como sociedad no podemos sostener las desigualdades"

EL VALOR DE LA PALABRA. Las diferentes crisis que surgieron en la historia del país llevaron a los vendedores a creer en la palabra del vecino que se decidía a invertir, quienes se comprometían a cumplir a rajatabla el contrato cerrado con un buen apretón de manos
“Mis abuelos se mudaron a Lomas y se acercaron a Sapienza para comprar un modular, una mesa, un juego de sillas y unos sillones. Al hablar con Don Benedicto, fundador de la empresa, sobre la forma de pago, mi abuelo le explicó su situación de trabajador humilde e hicieron un plan de cuotas anotado en una libreta, ese fue el acuerdo”. Inmediatamente, con mucha nostalgia, siguió: “Mi abuelo sabía que tenía un compromiso inquebrantable y todos los meses abonaba la cuota. Incluso el día que venía a pagar parecía un festejo, como modo de cumplimiento de la palabra”.