El defensor tiene vínculo con el club. Compañeros y el presidente están a la espera de su respuesta. La última palabra la tendrá el exTemperley. "Me quieren convencer", afirmó.
Todos hacen fuerzas para que Aguirre vuelva a jugar en Burzaco.

A casi nueve meses de anunciar su retiro, Gastón Aguirre podría retornar a las canchas. El defensor, de último paso por San Martín de Burzaco, está en conversaciones con el club para ver si vuelve. A los 38 años, al Tonga le picó otra vez el bichito.

Tras su paso por Tristán Suárez, la idea de Aguirre era volver a Temperley y despedirse en el club de su barrio, con el que logró dos ascensos consecutivos: a la B Nacional y Primera División en un puñado de meses, cumpliendo el sueño que tuvo desde su infancia. Pero no pudo ser, y el destino lo llevó al club que milita en la Primera C del fútbol argentino.

Desde hace unas semanas, el DT del club de Burzaco Ariel Perdiechizi, habló de sus intenciones de contar con los servicios del marcador central. "Si nos ponemos de acuerdo, nadie duda de sus condiciones", explicó. Y agregó: "Están muy avanzadas las negociaciones para que el Tonga Aguirre vuelva a vestir la camiseta del Azul".

Leé también:  Se viene otro Locrazo Burzaquero

A esas declaraciones, se sumó el arquero Federico Scurnik, quién manifestó: "Hablamos e insistimos para que siga, lo apoyamos y lo respetamos".

Una lesión en la rodilla aceleró la decisión de colgar por los botines por noviembre de 2019. "Las chances de volver a jugar al fútbol en San Martín están porque hablé con el técnico, con el presidente y con los chicos", aseguró quién convirtió un gol en su paso por Burzaco.

Al DT y al arquero, que tiene encaminada su continuidad en Burzaco, se sumó el presidente Gabriel Ostanelli. El máximo dirigente del Azul también tomó partido de la situación del exdefensor Gasolero: "A él le quedó una espina, quiere volver a vestir nuestra camiseta".

Leé también:  En el ascenso, todo se definirá en Reducidos

Sin embargo, oficialmente no hay nada concreto por el momento, y el defensor que también supo jugar en Olimpo de Bahía Blanca, Newell's Old Boys de Rosario y San Lorenzo de Almagro continúa drigiendo la Reserva de Temperley, además de brindar su ayuda solidaria con el Club Social y Deportivo Ituzaingo del barrio de Villa Galicia.

Tiempo atrás, Aguirre recordó: "Todavía lo tengo al contrato, sigo estando en el grupo (de WhatsApp) del plantel de San Martín, me quieren convencer que vuelva a jugar. Tengo muy buena relación con la mayoría de los chicos". Y Añadió: "Salí del club porque me había lesionado contra Alem la rodilla, estuve unas semanas afuera, volví a jugar y en una práctica me golpeé la cabeza y me fisuré la cara. Decidí no ser una carga para el club por si me llegara a pasar algo". Cambia todo cambia. Hoy, lo esperan con las puertas abiertas.