DGFacundo Enrique sube los contenidos a las redes sociales, en donde ya cuenta con más de 14 mil seguidores. Está en proceso de escribir un libro, que saldría el próximo año.
El pequeño es convocado por empresas nacionales.

Facundo Enrique es un joven lomense de 13 años apasionado por las reparaciones, construcciones y decoraciones en el hogar. Tal es así que publica sus actividades en las redes sociales para interactuar con los vecinos y que los videos les sirvan para quienes tengan una problemática en su hogar o simplemente le quieran cambiar la estética al lugar donde viven.

Desde mayo del año pasado, Facundo sube sus contenidos a la red social Instagram (www.instagram.com/taller.de.facu), los cuales rápidamente se volvieron virales y muy visitados. “Pensé que sólo lo iban a ver mis compañeros del colegio, pero no me imaginé que empezaría a incrementar la cantidad de seguidores. Hoy en día somos 14 mil”, se sorprendió el joven.

Actualmente cuenta con más de 100 videos didácticos. Iluminación, carpintería, herramientas y decoración son algunas de las temáticas utilizadas por el lomense, aunque está abierto a que le consulten sobre cualquier tema ya que le gusta que la gente pueda interactuar con él.

“Al principio me costó desenvolverme con las explicaciones, cuando tenía 100 seguidores ya me daba vergüenza. Ahora ya lo tomo más natural”, indicó quien concurre al Instituto Técnico Emilio Lamarca y asistirá al segundo año de secundaria cuando comience el ciclo lectivo.

Leé también:  Mariana, la vecina lomense que cumplió un siglo de vida

La casa de Facundo posee su impronta con una gran cantidad de manualidades: la mesa y las sillas del comedor, todo pintado con la borra de café y barniz para lograr la tonalidad deseada, un reloj de pared hecho con tablas de madera, un banco llevado a cabo con sillas recicladas y desechadas en la calle yhasta maceteros de trapos viejos y cemento. “Casi siempre uso el atornillador, es una de las herramientas más indispensables”, aseguró el chico.

El joven se divierte con lo que hace.

Varias empresas ya se mostraron interesadas en la tarea de Facundo en las redes sociales y les llamó la atención su capacidad de interacción y el “feedback” con los seguidores y el público.

“Los vecinos me alientan para que siga adelante. Y mi familia muchísimo más todavía, me apoyan en todo”, contó Facundo sobre la tranquilidad de tener personas cercanas que lo ayudan en el día a día.

Además, tiene en mente diseñar su propio libro y ya empezó con los bocetos del mismo. “Calculo que tendrá alrededor de 100 páginas, es ideal para personas que comienzan a recorrer su propio camino. Calculo que será impreso y saldría recién el año que viene”, adelantó el lomense.

Guillermo Viñuales, Jefe de Gabinete del Municipio de Lomas, lo visitó en los últimos días, luego de un primer encuentro concretado en la Municipalidad. “No me esperaba que fuese a asistir a mi casa tan pronto. Vino con su hija y le mostré todas las cosas que hice y las que tengo proyectadas. También dimos una vuelta por el barrio. Me encantó su visita y quedamos en contacto con él”, detalló Facundo.

Leé también:  Mariana, la vecina lomense que cumplió un siglo de vida

PALABRA AUTORIZADA. “La pasión de mi hijo comenzó cuando tenía dos años. Esa navidad recibió un cuatriciclo de regalo y a los pocos días lo encontré con que lo había desarmado completamente con un destornillador”, explicó Karina Enrique, la mamá, quien instantáneamente se dio cuenta de los gustos de Facundo. Rápidamente añadió que, a partir de 2016, los familiares le regalan herramientas para que pueda continuar con su emprendimiento.

La mujer ayuda a Facundo con los videos: es la encargada de editar el material filmado con anterioridad para luego poder subirlo al Instagram. “Acompañarlo es una sorpresa a diario, jamás pensé en que iba a crecer tanto y en tan poco tiempo. Los mensajes que recibe son hermosos, como mamá me emociona que la gene diga ‘ojalá mi hijo sea como el tuyo’”, indicó Karina y rápidamente deseó: “Simplemente quiero que sea feliz”.

“Voy a terminar la secundaria y luego quiero llegar a ser arquitecto. El estudio es todo hoy en día y sé que le tengo que poner esmero”, anheló sobre su futuro como profesional.