Justo José Ilarraz recibió la sentencia por abusar sexualmente a menores de entre 10 y 14 años en un Seminario de Paraná.

Fallo histórico.

En un histórico fallo, la Justicia dictaminó que Ilarraz cumpla una condena de 25 años y se convierte en el segundo sacerdote abusador en Entre Ríos.

Quedará inmediatamente detenido de manera preventiva, bajo arresto domiciliario, hasta que la sentencia quede firme.

La pena máxima había sido solicitada tanto por la Fiscalía, a cargo de Juan Francisco Ramírez Montrull y Álvaro Piérola, como por el grupo de abogados que integran la Querella. Asimismo, habían solicitado que el cura cumpliera con prisión preventiva hasta que la sentencia quedara firme.

El Tribunal, integrado por Alicia Vivian, Carolina Castagno y Gustavo Pimentel, encontraron a Ilarraz culpable por los ataques sexuales cometidos contra menores cuando era capellán del Seminario, entre los años 1985 y 1993.

En el juicio declararon 7 víctimas pero se estima que fueron más de 40 los abusados.

El otro caso de Entre Ríos es el de Juan Diego Escobar Gaviria, famoso y reconocido sacerdote "sanador" de Lucas González, departamento Nogoyá.

El 6 de septiembre de 2017, la Justicia lo condenó a 25 años de cárcel. Actualmente, cumple su pena en la Unidad Penal N° 5 de Victoria.