José "Boty" Peralta violó la cuarentena y el cuartel donde presta servicio decidió sancionarlo por no respetar las reglas de conducta que rigen la actividad bomberil.
junto a dos amigos en el asado.
junto a dos amigos en el asado.

El bombero y ambulanciero de Cañuelas José "Boty Peralta fue dado de alta el 11 de mayo tras padecer Coronavirus, pero durante el fin de semana se viralizaron algunas fotos y videos del hombre comiendo un asado con amigos y fue sancionado.

Aunque el cuartel de bomberos había adelantado que iban a levantar alguna sanción contra Peralta, hace unas horas se publicó un comunicado respecto al sumario en el perfil de Facebook de la Sociedad de Bomberos Voluntarios de Cañuelas.

José “Boty” Peralta será sometido a un sumario administrativo por haber participado de un asado, violando la cuarentena y las reglas de conducta que rigen la actividad bomberil.

“En virtud a las acciones tomadas en base a los hechos sucedidos que son de público conocimiento, la Jefatura -mediante notificación a la Comisión Directiva- resuelve iniciar causa sumarial al bombero Ayudante de Primera, Peralta José Luis, dentro de lo que implica el ámbito bomberil” indica la resolución firmada por el oficial Auxiliar Hernán Ortiz, jefe del cuerpo activo.

Leé también:  Laura Pagés sigue “Atravesando la pantalla”

EL DESCARGO DE PERALTA. "Que la chupen y la cuenten como quieran. Amigos hasta la muerte", había escrito Peralta en el epígrafe de una de las fotos que se publicaron del encuentro del que participó cuando recibió muchas críticas por la viralización del hecho.

Pero en las últimas horas realizó un descargo en su cuenta de Facebook donde reconoce que fue un error haber asistido al asado para comer junto a sus amigos.

"Muchos se pensaron que iba a meter la cabeza dentro del hoyo, pero no soy así. A los que me juzgaron y crucificaron sólo les voy a decir que antes de haberlo hecho al menos me hubieran dado el derecho de defenderme contando la otra parte de la historia", comienza relatando el bombero.

Leé también:  Coronavirus: murió un paciente del Hospital Psquiátrico de Uribelarrea y hay otro en grave estado

"Primero y principal les voy a decir que la foto y el video son reales. Claramente estuve ahí, no hay discusión en este punto. Pero no fue una reunión organizada ni mucho menos planeada como dicen..."

También en el descargo asegura que el encuentro con sus amigos se dio de forma casual cuando fue hacer algunas compras personales.

"Me chifla un amigo de toda la vida y me grita ´heeeeee gordooooooo, vení, vení, comete un sanguchito de chorizo'. Y es ahí donde me equivoqué: inconscientemente y sin pensar, acepté", aseguró y añadió que comió "un pedacito de chori" y volvió a la casa para "seguir poniendo cerámicas".

Al final del texto señala que se equivocó y "pido sinceras disculpas a las personas que al menos me dieron el beneficio a la duda sin primero tirar el escopetazo y después preguntar".