Su mujer lo busca desesperada. Contó que el sábado 27 de junio al mediodía salió de su casa en Adrogué y desde entonces no volvió. Su teléfono está apagado y pide ayuda para dar con su paradero.
El hombre tiene 45 años recién cumplidos. El sábado fue su cumpleaños.

Eduardo Enrique García, de 45 años, el sábado 27 de junio al mediodía salió de su casa de Adrogué y dijo que iba a buscar su auto a un taller mecánico en Lanús. Como esa misma noche a las 21 no volvía, su mujer empezó a mandarle mensajes y llamarlo a su celular, pero desde entonces su teléfono está apagado. Hace 17 días que no sabe nada de él.

Graciela, su compañera, lo busca desesperada. Publicó su foto en redes sociales y difundió su historia. También presentó una denuncia para dar con su paradero y la Unidad Funcional de Instrucción N° 16 de los Tribunales de Lomas de Zamora tomó intervención en el caso. "Ya no sé por dónde buscar porque en los lugares a los que asistía él nadie lo vio",  confió.

Según comentó, Eduardo dejó su domicilio ubicado en la zona de Loma Verde a las 12.30. "Él trabajaba como remisero. Hace 15 días que estaba sin el auto. El viernes me dice que le iban a prestar dinero para ir a buscar el auto. El sábado salió y me dijo que volvía más tarde. Esa fue la última vez que supe algo de él", contó la mujer consternada.

Leé también:  Lo asaltaron en Lanús, persiguió al motochorro y mató a un automovilista en Gerli

Esa misma noche, preocupada, cerca de las 21, Graciela le escribió a su celular, pero los mensajes nunca le llegaron. "Solo aparecía un tilde (en el WhatsApp)", relató. Entonces lo llamó, pero el teléfono ya estaba apagado. La última conexión que figuraba era a las 19.

Difundir. Se agradece.

Publicado por Grachu Cortez en Domingo, 12 de julio de 2020

Según pudo averiguar La Unión, los investigadores lograron determinar que Eduardo, o "Adrián" (como también lo conocían algunos por una historia familiar), hizo una llamada, pero luego el teléfono se apagó y nunca más se volvió a prender. Aparentemente la señal se detectó a lo largo del trayecto que dijo que iba a tomar entre Lanús y Adrogué.

A partir de ahí todo es misterio. "Me dijo que iba a pasar por la agencia y por lo de un amigo, pero por ninguno de esos lugares fue", confió la mujer. "Lo único que sé es que el auto estaba en un taller de la calle Liniers. Ese dato se lo pasé a la policía", agregó. Hasta ahora la Policía no pudo recolectar más pruebas y mientras tanto lo sigue buscando.

Leé también:  Después de un primer test negativo, Néstor Grindetti dio positivo de Coronavirus

Otra pista que Graciela dio es que sabe que, antes de desaparecer, Eduardo pasó por una de las sedes de Transportes Faser, una empresa donde trabajó durante un tiempo.  Sin embargo, nadie le sabe decir a qué fue y con quién se vio. "Me comuniqué con la empresa y hasta ahora no tuve respuestas", aseguró.

"Él desde que estaba sin el auto estaba bajoneado, muy triste, porque obviamente no generaba dinero. Aunque lo disimulaba bien, era una persona muy alegre, se la pasaba haciendo chistes. Por eso no le encuentro explicación a esto", expresó la mujer

Graciela y Eduardo son pareja hace 3 años. Se conocieron en la agencia, donde ella trabajaba como recepcionista y él como chofer. Según dice su relación siempre fue buena. "Yo te puedo mostrar todos los mensajes que tenemos desde el día que nos conocimos, y siempre hubo un aviso y mensaje, pero nunca tuvo una actitud así", confió.