Se trata de una iniciativa de una empresa que reconvirtió su proceso productivo durante la cuarentena y se puso a fabricar soluciones para ayudar combatir la pandemia.
Su familia se había puesto en aislamiento preventivamente.
El Hospital seguirá sumando medidas de seguridad para prevenir el avance del virus.

Una empresa bonaerense reconvirtió su proceso productivo en medio de la cuarentena y entre este martes y miércoles donará cabinas de desinfección especiales que quedarán instaladas en los accesos del Instituto Malbrán, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y el Hospital de Gandulfo, de Lomas de Zamora, para prevenir el avance del Coronavirus.

La compañía detrás de este emprendimiento solidario es ECO Procesos Integrales de Higiene, que en medio de la situación que está atravesando el país decidió volcarse de lleno a la fabricación de soluciones que permitan combatir la pandemia. "El objetivo es ofrecer recursos que disminuyan el riesgo de contagio", aseguran desde la firma.

Leé también:  Un padre e hijo de Máximo Paz se contagiaron el virus en la Ciudad de Buenos Aires

En este caso fabricaron cabinas de desinfección de dos metros de alto, con un sistema de nebulizador automatizado, que lo que hace es rociar a las personas que pasen por allí, para que queden sanitizadas mediante un compuesto orgánico, que elimina el 99% de las bacterias, virus, hongos y esporas que pueden estar adheridas a la ropa o a la piel.

"Despide un líquido rociado por aspersores, que pulverizan las partículas del agua a una medida en la cual adquieren una carga negativa que, al entrar en contacto con cualquier superficie, se adhieren al cuerpo de las personas. La protección dura tres horas", explican.

El producto químico que utilizan estos modulos sellados es totalmente inocuo para la salud, no mancha la ropa ni irrita la piel, no es tóxico y es biocompatible con el cuerpo humano y el medio ambiente. "En 15 segundos se realiza el proceso de esterilización", afirman.

Leé también:  Desde anoche, otras dos personas murieron por Coronavirus

El producto posee certificación de SENASA, se encuentra autorizado por el Ministerio de Salud de la Nación y cumple con las normas de calidad ISO 9001/14001/18001.

"Las cabinas fueron desarrolladas para ayudar a las empresas y entidades a maximizar los factores de protección de sus empleados, cuando las actividades presenciales resultan esenciales para mantener en marcha el país. Reduce las posibilidades de cualquier tipo de contagio, constituyendo una barrera sumamente eficaz de contención contra la contaminación del COVID-19", afirman.