En una nueva edición de los premios se destacó la labor comprometida de diferentes actores de la comunidad local, y se vivió un momento especial con el reconocimiento a dos lomenses fallecidos durante la tragedia del submarino ARA San Juan.
el recinto lució repleto para homenajear a estos vecinos destacados de la ciudad.

Una nueva jornada llena de historias destacables de vecinos de la ciudad se vivió en el Teatro del Municipio, en el marco de la décimo sexta entrega de los premios “Orgullo de Ser de Lomas”.

Otros 21 vecinos de distintos barrios fueron reconocidos con este galardón ante una sala que lució repleta entre familiares, amigos y conocidos de los distinguidos.

se reconoció a dos lomenses fallecidos en el ara san juan.

Emoción y orgullo caracterizaron a este encuentro. Las historias de la noche recorrieron relatos de esfuerzo personal y grupal, de trabajo y compromiso, de sueños logrados, de vidas bien vividas y de otras llenas de objetivos. “Martín Insaurralde tuvo la idea de poner de manifiesto lo que es Lomas. Acá vi emoción, lágrimas, orgullo, historias de superación; es el enorme crisol de personas que conforman la ciudad. Estas historias tienen que servir de ejemplo cotidiano y para entender que se puede vivir mejor”, destacó Guillermo Viñuales, jefe de Gabinete local.

Leé también:  Los 20 orgullos de Lomas

Hubo estatuillas para referentes de la educación como Fernando González, profesor universitario que recorre el país; Diego Maurizi, director del Conservatorio Julián Aguirre; y Graciela Gómez, directora de la Escuela N°97 y una de las que pidió el micrófono para enaltecer el valor de la educación pública: “Desde la gestión estatal, se puede. Hay que estar, sostener. La educación transforma y si nosotros le demostramos a los alumnos esta pasión por el aprendizaje vamos a poder construir hombres y mujeres con otros valores”, afirmó.

También se celebró la acción de los más jóvenes y emprendedores como la yudoca Lidia Arias, integrante de la Selección Argentina; Vanina Florida, fundadora del Refugio de Animales San Nicolás; Georgina Cardama, investigadora de curas contra el cáncer del Conicet; Ian Birnbach, el rostro de la Fundación Fuerza Ian; Pablo Di Paola, presidente del Centro de Martilleros local y Débora Gómez, estudiante becada para una campaña en la Antártida.

Los de mayor recorrido se llevaron su premio por su aporte a la comunidad. Gustavo Liuzzi, jefe del cuerpo de Bomberos Voluntarios de Lomas; María Elena Hortas, presidente del Centro de Jubilados Banfield Oeste; Juan Leyes, titular del Centro de Jubilados Euskadi; Rodolfo Kemett, instructor y deportista de arquería del Tiro Federal; Juan Carlos Pugliesi y Héctor Doval, del Club de Amigos de Automóviles Antiguos; Luis Sagú, presidente de la Sala Cestoni de Banfield; Gabriel Navarro, del Comedor Sonrisas del Alma; y Dardo Mansilla, un vecino histórico. Sin embargo, el momento más especial se vivió con el reconocimiento a Enrique Castillo y Damián Monzón,  quienes eran vecinos de Lomas y fallecieron en la tragedia del ARA San Juan. Sus familiares subieron al escenario, y Jacqueline, hermana de Damián, tomó la palabra.

Leé también:  Recuperan un histórico edificio de Claypole

“Este presente no es sólo para nuestras familias, sino también para los 44 compañeros que estaban en el submarino con él. Pedimos que se haga justicia y que la verdad salga a la luz”, reclamó, embanderada con los colores del país y frente al aplauso sostenido de todo el recinto.