Tras un operativo, la Policía logró encontrar a algunos de los integrantes del clan Varela que tras la disputa vecinal en el Barrio Libertad se escondían en una vivienda que pertenece a una vecina de Monte Grande.
estaban escondidos en una vivienda del Barrio La Unión.
estaban escondidos en una vivienda del Barrio La Unión.

En un operativo que encabezó el GAD y la Jefatura Comunal de Cañuelas, se realizó el desalojo de una vivienda usurpada en el barrio La Unión, donde vivían algunos integrantes de la familia Varela, que había sido echada por sus propios vecinos tras una batalla campal donde hubo heridos.

La disputa vecinal que tuvo lugar hace unas semanas atrás fue el inicio de una seguidilla de hechos que terminaron con el desalojo que se produjo ayer en la casa usurpada de la calle Córdoba al 500 del barrio La Unión (entre Kennedy y Mosconi).

Leé también:  Un grupo de vecinos investiga y reconstruye la historia de Temperley de forma colectiva

Parte de "Los Varela" se habían escondido en esta finca con pileta, amplio parque y arboleda denominada "Mari-Marhu", propiedad de María Gabriela Martínez, una vecina de Monte Grande.

CÓMO LOGRARON HABITAR LA VIVIENDA. El acto de usurpación se produjo durante la primera quincena de marzo cuando uno de los integrantes de la conflictiva familia entró al inmueble removiendo un portón y luego se instaló y parte de su familia se trasladó al lugar tras el incendio de sus viviendas del barrio Libertad en la pueblada del 20 de junio.

Durante el operativo policial de desalojo uno de los Varela (Pablo) quedó aprehendido por los delitos de robo y usurpación de inmueble. Mañana será indagado por el agente fiscal.

Leé también:  Los vecinos de Cañuelas evitaron un robo en un colegio

Los aprehendidos fueron en total cuatro: Pablo Daniel Varela, de 48 años; Astrid Stewart, de 20 (liberada); María Soledad Andrés, de 24 (liberada) y Stefanía Lugo, de 20 (liberada).

La medida fue solicitada por el titular de la UFI N°1, Lisandro Damonte, con el aval del juez de Garantías Martín Miguel Rizzo.

El domicilio permanece con custodia policial hasta que se haga presente la propietaria y reciba formalmente la restitución del inmueble.