El policía, que hace un año fue designado en el puesto, fue arrestado este viernes bajo el cargo de “amenazas reiteradas”, tras una denuncia realizada por su esposa.

Otro caso de violencia de género a pocos días de la marcha de las mujeres

Un policía del cuerpo de custodios de la Jefatura de Gabinete de Ministros, área que está a cargo de Marcos Peña, fue detenido este viernes en la localidad bonaerense de La Tablada, bajo el cargo de "amenazas reiteradas", a raíz de una denuncia por violencia de género realizada por su esposa.

Según las fuentes oficiales, la Policía Federal había designado poco tiempo atrás al ahora detenido, como personal de custodia en la Jefatura de Gabinete. "Carlos Maximiliano Roca, oficial de la Policía Federal en actividad, que desempeña funciones en la jefatura de Gabinete nacional en la Ciudad, fue detenido el viernes por una denuncia de violencia de género: amenazas reiteradas varias", informaron a Télam.

Leé también:  Una joven está internada con quemaduras del 20% e investigan que pasó

Roca, de 40 años, había ingresado al cargo en febrero 2016, pero se encontraba de licencia desde inicios de febrero de este año, y fue "puesto a disponibilidad" tras su detención, indicaron las fuentes oficiales.

Roca fue detenido durante un allanamiento en su domicilio por orden de la Fiscalía 4 Temática en Violencia de Género del partido de La Matanza, a cargo del fiscal Federico Medone, que actuaba de oficio.

El caso será derivado a la Fiscalía dedicada exclusivamente a la investigación de los delitos vinculados a la violencia familiar y de género (UFIG 10).

La denunciante y víctima es Estela Maris López, de 42 años, que está casada hace 15 años con el detenido, con quien tuvo tres hijos: uno de 11, otro de 8 y más chico de un año y medio.

Leé también:  Permanece internada, pero estable la joven que resultó quemada en Ezeiza

"Es un hombre muy violento, la volvía loca y amenazaba con matar a los hijos", contó a Télam su hermano, Marcelo López, quien detalló que la mujer se había escapado de su casa a un refugio el 7 de marzo último, tras reiteradas denuncias por violencia de género.