Tras la aprobación del proyecto de Ley Impositiva pero con varias modificaciones, el gobernador Axel Kicillof cargó contra el macrismo.
Hubo muchas trabas por parte del macrismo.

El Gobierno de la Provincia de Buenos Aires podrá comenzar a poner su gestión en marcha tras la aprobación de la Ley Impositiva 2020 que contó con varias modificaciones realizadas por el bloque de Juntos por el Cambio que en los últimos días del 2019 había decidido bloquearla sin dar quórum para su tratamiento.

Luego de la aprobación en el Senado tras conseguir media sanción en Diputados, el gobernador Axel Kicillof apuntó duramente contra la oposición por las modificaciones introducidas ya que considera que algunos cambios aplicados, como el del impuesto immobiliario urbano se destinan a favorecer a un solo sector.

Leé también:  Provincia: convocan a paritarias a docentes y estatales para el lunes

"No estamos de acuerdo porque todas estas medidas desfinancian a la Provincia y favorecen a sectores concentrados. Fue su decisión política: cuando son oposición representan y defienden a los mismos sectores para los que gobernaron. Nuestro gobierno tiene prioridades distintas", sentenció el gobernador a través de sus redes sociales.

Por último se quejó del título mediático de "impuestazo" que instaló la oposición e insistió en que "seguiremos trabajando sin descanso para atender las graves emergencias que tiene la Provincia: financiera, social, sanitaria, educativa, productiva y laboral".