Se trata del barrio San Andrés, de Tristán Suárez. Una mujer de 28 años dio positivo en coronavirus y preventivamente su marido y sus hijos fueron puestos en cuarentena. El Municipio cerró los accesos al lugar y se encuentra haciendo controles casa por casa para determinar si hay vecinos contagiados.
Sin síntomas, el marido y los dos hijos de la mujer permanecen en cuarentena en su casa.

El Municipio de Ezeiza confirmó el primer caso de coronavirus en el Distrito. Se trata de una mujer, del barrio San Andrés, de Tristán Suárez, que vive junto a su marido y sus dos hijos, que fueron preventivamente puestos en cuarentena. La zona fue aislada por completo y ahora se están haciendo controles casa por casa para determinar si hay vecinos contagiados.

Apenas se conoció la noticia, la mujer, de 28 años, fue trasladada al Sanatorio Nuevos Aires de la localidad, y horas después, derivada al Sanatorio Colegiales de Belgrano. "Hoy evoluciona favorablemente y su familia permanece en cuarentena (en su casa) asistida por la Secretaría de Desarrollo Social", comentó el secretario de Salud local, Carlos Casero.

La confirmación del caso cambió por completo la rutina del barrio. El Municipio puso en marcha el protocolo recomendado por el Ministerio de Salud de la Nación y desplegó un gran operativo: cerró todos sus accesos (nadie puede entrar y salir del lugar sin un justificativo válido) y se empezaron a hacer controles médicos "puerta a puerta".

Leé también:  Brindan contención psicológica a los vecinos de Lomas afectados por el aislamiento obligatorio

Según pudo averiguar La Unión, a través de fuentes policiales, la vecina no habría viajado al exterior, pero su marido trabajaría como despachante de valijas en Aeroparque. El hombre, por el momento, no presenta síntomas compatibles con la enfermedad, pero ya le hicieron los hisopados correspondientes, a él y a sus hijos, a determinar si tienen Covid-19.

La situación generó gran preocupación entre los habitantes de la zona. Al ser un barrio chico, de unas cuatro o cinco manzanas, la pregunta que circulaba hoy es si la mujer, su marido o sus dos hijos, son portadores de la enfermedad y contagiaron a otras personas.

Hay quienes dicen que "el hombre estuvo haciendo vida normal" durante los últimos días, "yendo a comprar" al chino, que "estuvo hablando y tomando mate con otra gente", y que encima, comentan que en el barrio, "los chicos andan todo el día en la calle jugando.

Por eso, el Municipio desplegó el aislamiento total del barrio de manera preventiva.

Las fuerzas de seguridad, el 107 y el Municipio desplegaron un gran operativo en la zona.

Elizabeth, vecina de Ezeiza, que tiene una conocida que vive en el lugar comentó que "el barrio está totalmente cerrado, en cuarentena, y nadie puede entrar o salir para nada".

"Hace un rato estuve hablando con una amiga que vive ahí, ella está embarazada y tiene que hacerse controles periódicos por la panza, y le dijeron que si no es de suma urgencia, tiene que quedarse en la casa. El barrio está totalmente custodiado", relató.

Leé también:  Gerardo Morales: "No creo que a los 15 días se levante la cuarentena"

En todo Ezeiza, desde hace días, el Municipio desplegó un operativo con vallas e incluso con montículos de tierra en los principales accesos del Partido para que nadie pueda entrar y salir a su antojo. La medida, según explicaron, apuntó a extremar las medidas de prevención y seguridad para impedir el avance del coronavirus en la zona.

Silvina, que no vive en el barrio San Andrés, sino a unas 30 cuadras, cuenta que los controles en Ezeiza en medio de la cuarentena son muy estrictos "Solo se tiene permitido salir o ingresar a gente que está autorizada para hacerlo. El patrullero pasa todo el tiempo por su barrio y que a partir de las 17 ya no queda nadie en la calle", relató.

La vecina que administra una panadería y un almacén en su domicilio a partir de mañana decidió cerrar y no atender más hasta nuevo aviso. "Primero por el hecho de que tengo a mi abuela que es factor de riesgo y después que estoy con gente todo el tiempo, y tocando plata, y una tiene miedo, mejor prevenir que curar", cerró.