Este martes será el turno del elenco español y el sábado el rival será Honduras. Los delanteros de Banfield y Lanús buscan su lugar dentro del equipo que en breve participará de la Copa del Mundo de la categoría en Polonia.
Los chicos argentinos jugarán un amistoso en España previo a la Copa del Mundo.
Los chicos argentinos jugarán un amistoso en España previo a la Copa del Mundo.

El seleccionado argentino Sub-20, clasificado al Mundial de la categoría de Polonia, asumirá este martes su primer amistoso de cara a dicha competencia en España.

Los chicos dirigidos por Fernando Batista jugarán frente al Villarreal B, a partir de las 12 (hora argentina) en Campos de Fútbol Oliva Nova.

Los delanteros de Lanús, Pedro de la Vega y de Banfield, Agustín Urzi, participarán del ensayo donde buscarán convencer al entrenador de que pueden ser titulares en la cita mundialista que se jugará entre el 23 de mayo​ y el 15 de junio. Cabe señalar que el otro atacante del Taladro, Julián Carranza, quedó desafectado por un esguince grado II del ligamento colateral interno de la rodilla derecha que lo tiene en proceso de recuperación en su club.

Leé también:  Con Urzi y De La Vega, el seleccionado Sub-20 parte rumbo a España

De la Vega fue subcampeón del Sudamericano jugado en Chile, mientras que Urzi se ganó el derecho de formar parte del plantel que afrontará la Copa del Mundo por sus buenas actuaciones en el equipo que dirige Hernán Crespo. Ambos son seguidos por los grandes clubes de Europa, pero en sus clubes los quieren disfrutar un timpo más.

Después de este partido, habrá otro el sábado 23 ante su similar de Honduras en el estadio Municipal de Benidorm. Este lunes, el grupo dispuso de 20 minutos de activación compuesto por tareas técnicas y físicas bajo la coordinación del profe Cristian Palandella y luego se enfocaron en labores tácticas con el técnico Fernando Batista, por un espacio de una hora.

Leé también:  Corea del Sur sorprendió a Argentina en el Mundial Sub20

En el cierre del entrenamiento, Esteban Solari y Damián Ayude tomaron las riendas de las actividades ofensivas de desborde y finalización. Los arqueros, por su parte, siguieron la guía de Damián Albil y se alternaron para entrar en juego con el resto del grupo.