Sólo Oportunidades comercializa productos que ya tuvieron un dueño y es una modalidad que siempre crece en tiempos de crisis. “Te permite ahorrar dinero y poder invertirlo en otra necesidad”, contó Daniel Luna, el dueño.

El lomense Daniel Luna creó Sólo Oportunidades hace más de dos décadas, un negocio que se caracteriza por la compra y venta de objetos usados, y contó cómo atraviesa la pandemia y su reinvención para comercializar por internet: la calefacción y la computación son los rubros con mayor demanda, por el frío y las clases virtuales. Sobrepasó la crisis de 2001 y ahora se enfrenta a un nuevo obstáculo, pero con la experiencia necesaria y la certeza de no bajar los brazos.

“La compra de un usado te da una gran oportunidad y un buen precio.
“La compra de un usado te da una gran oportunidad y un buen precio.

En estos momentos de pandemia, Sólo Oportunidades (Manuel Castro 72) se maneja con la venta por internet y redes sociales y comercializa a todo el país. “La calefacción y la computación son los rubros más vendidos, por el frío y las clases online”, admitió Luna, a quien lo sorprendió la demanda de las cámaras web, por el mismo motivo: la enseñanza virtual.

Leé también:  Quién es el lomense fundador del movimiento under en la década del ‘80

“La compra de un usado te da una gran oportunidad y un buen precio, que te permite ahorrar algo de dinero y poder invertirlo en otra necesidad”, dijo el lomense, al ser consultado sobre los beneficios de inclinarse por un artículo ya utilizado.

Antes de Sólo Oportunidades, Daniel tenía un local de pequeños electrodomésticos y electrónica, pero sufrió un incendio y se le prendió fuego parte de la mercadería. No bajó los brazos y seleccionó algunos productos que quedaron en buen estado para ponerlos a la venta: “Ahí descubrí que a la gente le interesaba más comprar algo usado y barato, aunque tenga algún detalle, que un objeto nuevo. Eso fue una enseñanza y el comienzo de la compra-venta”.

Pero se volcó al rubro de los usados en una época delicada del país, con la crisis de 2001 bien latente. Luna recordó aquellos tiempos: “Fue terrible, en ese momento pensé que se acababa el mundo, en el sentido de no saber cómo salir de esa situación”. Rápidamente lo comparó con esta pandemia del Coronavirus: “Esto es mucho peor, no sé si vamos a ver algo similar. El factor económico va a ser determinante en un futuro inmediato, pero vamos a salir adelante otra vez”.

Leé también:  Alberto Lecchi, un cineasta apasionado por el Gasolero

Comerciante en Lomas por más de 20 años, Daniel explicó que comenzó con su trabajo con poca mercadería y, con sacrificio para llegar a tener un negocio grande: “Si uno hace una construcción, durante un período de tiempo y con constancia, se consiguen resultados”.

Los vecinos interesados pueden llamar al 4244-6949. También se encuentran en Facebook y en Instagram. Además, comercializan sus productos por Mercado Libre.