El Obispo de Lomas, monseñor Jorge Lugones, encabezó una celebración en la Catedral. Los sacerdotes y diáconos estuvieron junto a los vecinos en el centro de la ciudad.
Sacerdotes y diáconos bendecieron a los vecinos en la Peatonal.

El Obispo de Lomas, monseñor Jorge Lugones SJ, presidió la misa del Miércoles de Ceniza con la que la Iglesia inició el tiempo de Cuaresma. También hubo bendiciones a vecinos en la Peatonal Laprida.

Durante el encuentro en la catedral Nuestra Señora de la Paz, Lugones llevó a cabo el rito de la imposición de las cenizas. En su homilía definió a la Cuaresma como "un tiempo favorable, que nos regala la Iglesia", y llamó a "vigilar, atender y evaluar en este tiempo las cuatro relaciones temporales y espirituales: con Dios, con uno mismo, con el prójimo y con la creación".

Leé también:  Cómo participar de la misa virtual por San Cayetano en Lomas

Por su parte, el obispo auxiliar de la diócesis, monseñor Jorge Torres Carbonell, hizo lo propio en el santuario Santos Latinoamericanos de Fiorito.

Mientras que los sacerdotes y diáconos de la vicaria de Lomas estuvieron en la Peatonal Laprida, bendiciendo a los transeúntes e imponiendo las cenizas.