Se descubrió que el local estaba con movimiento por algunas denuncias de vecinos y por un hombre que salió borracho del lugar.
el bar seguía funcionando normalmente en este contexto de pandemia.
el bar seguía funcionando normalmente en este contexto de pandemia.

Un hecho fuera de lo común se descubrió en las últimas horas en un espacio ubicado en el partido de Cañuelas. Tras varias denuncias y luego de que un hombre saliera borracho de una propiedad privada, se constató que funcionaba ahí un bar clandestino: lo clausuraron.

Según los primeros trascendidos, la Policía había recibido algunas denuncias de vecinos que advirtieron que un inmueble de la zona había movimiento poco común en el contexto de cuarentena y aislamiento social. Tras investigar se logró determinar que en la calle Vélez Sarsfield, esquina Saavedra, funcionaba un bar clandestino.

Cuando los efectivos de la Comisaría 1a llegaron al local que, estaba instalado dentro de un garage, hallaron a un hombre que salía de allí en un claro estado de ebriedad. Le preguntaron al jubilado de 63 años qué estaba haciendo. La respuesta los sorprendió: "Estaba tomando algo en el bar". Y señaló con el dedo la puerta que estaba a sus espaldas.

Leé también:  Coronavirus: murió un paciente del Hospital Psquiátrico de Uribelarrea y hay otro en grave estado

Al entrar al lugar se encontraron con un contexto similar al de cualquier lugar donde se toman tragos, con varias personas consumiendo bebidas alcohólicas.

El jubilado que aseguró que ese espacio funcionaba como un bar fue trasladado a la comisaría y puesto a disposición del Juzgado Federal N°1 de Lomas de Zamora por violación del "aislamiento obligatorio".

Además, tras este descubrimiento se le dio intervención inmediata a la Municipalidad de Cañuelas. Al hacerse presentes los inspectores municipales constataron que el lugar no presentaba ningún tipo de habilitación, pero no se les permitió el ingreso por lo que no pudieron verificar la supuesta presencia de clientes en el interior como lo había corroborado la Policía.

Leé también:  A partir de este lunes, un municipio de la región autoriza a realizar deportes individuales

Lo único que se registró a la salida del lugar es una persona que alegó ser familiar del dueño de la propiedad e intentó alejarse en un automóvil. Al solicitarse la documentación del mismo, se comprobó que no tenía seguro, por lo que el vehículo fue secuestrado, informó el Municipio local.

Concluidas las actuaciones del personal municipal, la situación quedó bajo la órbita del personal policial por las actuaciones referidas al incumplimiento del Decreto 297/2020 del Poder Ejecutivo Nacional, dando intervención a la fiscalía de turno.