En La Paternal, el Taladro nunca estuvo cómodo y cayó ante el Bicho por 3 a 2. Batallini, Hauche y Lollo -en contra- anotaron los goles del local; Vittor y Fontana descontaron para los de Crespo.
banfield lució incómodo y sufrió mucho por los errores en defensa.
Banfield lució incómodo y sufrió mucho por los errores en defensa.

En La Paternal, Argentinos aprovechó las bondades de su estadio y le ganó con contundencia a Banfield por 3 a 2.

Tal como lo anticipó Crespo en conferencia de prensa, el partido iba a estar marcado por la presión del local y los pelotazos largos a la espalda de los defensores. Una línea de cuatro hombres, quizás, habría sido una mejor idea, tal como le funcionó ante Estudiantes. Pero salió con tres y lo pagó con goles en contra.

Leé también:  Banfield busca un triunfo necesario ante el Boca B

En un tramo parejo durante los primeros 20, Argentinos encontró la ventaja con esa fórmula. Civelli despejó a medias, Mc Allister la lanzó larga, Hauche quedó solo y Lollo habilitando a todos. El ex Temperley se la cedió a Batallini en una buena ubicación y el 10, con un remate excelso, colgó la pelota del ángulo.

Esa misma presión, casi como única arma, le valió otro tanto a los 40 (nuevamente favorecido por los errores de Banfield). Rodríguez no pudo en el medio, Colman llegó hasta el fondo y, tras un centro, Lollo cabeceó en su propio arco. Dos llegadas y dos golpes.

Cuando el Taladro parecía estar KO, la respuesta calzó justo: a los 45, Dátolo metió un centro preciso de tiro libre y Vittor solo tuvo que empujarla para cerrar el primer tiempo de forma más decorosa.

Leé también:  Falcioni: "Lo fundamental es hacerse fuerte en casa"

En el complemento, Banfield salió más decidido a buscar el empate y tuvo varias chances claras con pelotas paradas. Sin embargo, en una de esas jugadas, quedó mal parado de contra y Hauche no lo perdonó.

El equipo de Crespo se desmoronó. Sin plan de emergencia, fue a buscarlo cómo pudo y sobre la hora encontró el descuento a través de Fontana. No le alcanzó: perdió tres puntos claves y dejó preocupación.