Hasta el momento 11 residentes y 14 trabajadores fueron diagnosticados con la enfermedad, y temen que haya más casos. Por eso en los últimos días se reforzaron los protocolos de prevención y los 13 hogares de la institución permanecen en aislamiento.
En el Cottolengo de Don Orione residen más de 400 personas con discapacidad.

La propagación de casos de Coronavirus encendió una luz de alerta en el Cottolengo de Don Orione: 11 residentes y 14 trabajadores fueron diagnosticados con Covid-19 y las autoridades confirmaron que "hay circulación interna" en la institución. A raíz de esto se reforzaron los protocolos para evitar que la cadena de contagios siga creciendo.

La situación generó un drástico cambio de rutina puertas adentro. Se redujo la movilidad al mínimo dentro del predio, los residentes se encuentran aislados en cada uno de los 13 hogares, y el equipo de profesionales extremó las medidas de prevención. "Estamos preocupados, pero se están tomando todas las medidas del caso", señalaron.

Hasta el momento, la mayoría de los contagiados se encuentra en buen estado de salud y presentan síntomas leves o nulos. "Solo cinco residentes requirieron de asistencia por parte del servicio de emergencia. Tres fueron derivados por compromiso respiratorio y dos se evaluó que podían permanecer en la institución", confirmaron a través de un comunicado.

Leé también:  Alberto Fernández anunció la extensión de la cuarentena hasta el 30 de agosto

"Diariamente nos comunicamos con sus familias para informar su estado", explicaron.

Comunicado Institucional N°1922 Julio 2020.-

Publicado por Cottolengo Don Orione Claypole en Miércoles, 22 de julio de 2020

¿Cómo ingresó el virus a la institución? Se cree que a partir de la entrada y salida de los trabajadores. Durante los primeros días de la cuarentena, alrededor de 85 personas entre médicos y asistentes se habían quedado a vivir en el Cottolengo. Pero con el correr de los días comenzaron a hacer rotaciones para que pudieran volver a ver a sus familias.

"El virus entró por esa entrada y salida de personas", admitió Fernando Montero, coordinador técnico de la entidad. "Era algo que preveíamos porque desde siempre nos dijeron que el virus era más contagioso que agresivo en sí", completó.

En el informe que presentaron las autoridades de la entidad dieron cuenta que hay 42 residentes a la espera de ser hisopados y 60 trabajadores esperan el resultado del test.

Mientras tanto, los empleados que dieron positivo de Covid-19 fueron licenciados y fue contratada gente nueva de manera temporal hasta que la situación se normalice.

Leé también:  Hay preocupación por la propagación de casos de Covid en la línea de colectivos 164

En los últimos días, según pudo saber La Unión, falleció un interno de uno de los hogares de hombres. En principio se cree que no fue por Coronavirus, porque no presentó ningún tipo de dificultad respiratorio, pero de todas formas se le hizo el hisopado para que en el caso de que el test de positivo, aislar y analizar a todos los contactos estrechos.

El Cottolengo de Don Orione desde hace más de 80 años desarrolla un importante trabajo social en Almirante Brown. Asiste a alrededor de 400 personas con discapacidad, que no tienen familia o no cuentan los recursos básicos para cubrir todas sus necesidades.

Se trata de una entidad de referencia en la zona Sur, más allá de que a veces no cuenta con los fondos necesarios para sostener su trabajo diario. Por eso, constantemente sus autoridades invitan a los vecinos a ayudar a la obra ya sea con todo tipo donaciones.

Los que quieran ponerse en contacto con la institución y aportar su granito de arena pueden comunicarse con la página de Facebook Cottolengo Don Orione Claypole.