El Presidente mantuvo un encuentro con el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, en el cierre de su primera gira internacional.
Ambos mandatarios realizaron una declaración conjunta en medio de un acto protocolar.

En el cierre de su gira internacional por Jerusalén, el presidente Alberto Fernández mantuvo un encuentro con el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, en el que ratificó el compromiso de la Argentina en el esclarecimiento de los atentados producidos durante la década del 90 en el edificio de la AMIA y la embajada de Israel.

"Nuestro compromiso por saber la verdad sobre lo que pasó en la AMIA es absoluta. Fue y es nuestro compromiso, necesitamos saber que pasó por todos los que murieron allí y por los que murieron en la embajada de Israel, ese compromiso es inalterable", puntualizó el Presidente en una declaración conjunta a la prensa internacional.

En una aparición protocolar ambos mandatarios intercambiaron elogios de todo tipo. Así parecieron quedar atrás los roces registrados en los últimos años entre los dos países debido a la firma del memorándum de entendimiento con Irán.

Leé también:  Los primeros 60 días de Fernández: promesas cumplidas, proyectos pendientes y el foco puesto en la deuda

Netanyahu, en efecto, no sólo agradeció al Presidente su primera visita a Israel, sino también su participación, ayer, en un evento sin precedente para recordar el Holocausto, que contó con la presencia de más de 40 líderes del mundo y que para Fernández significó un debut internacional más que importante.

En perfecto inglés, el primer ministro israelí evocó su visita a la Argentina de hace unos años y aseguró la necesidad de "seguir fortaleciendo una verdadera amistad, aprovechar verdaderas oportunidades para nuestros pueblos", y estrechar las relaciones en todos los ámbitos, como tecnología, ciencia y turismo.

A su turno, Alberto Fernández remarcó que llegó a  Israel "para decir 'nunca más'" a las tragedias como las del Holocausto o de la dictadura militar argentina de los años 70. "Ayer conmemoramos la tragedia del Holocausto, que fue una tragedia de la humanidad y estuvimos aquí para decir nunca más", enfatizó.

Leé también:  En el Gobierno aseguran que avanzaron en un acuerdo con el 50% de los bonistas

"Usted sabe -agregó mirando a Netanyahu- que nosotros tuvimos nuestra propia tragedia, una dictadura que se llevó a 30 mil personas, con torturas, asesinatos y exilio. Pero siempre destaco que cuando la víctima era un judío padecía más, porque además nuestros genocidas fueron particularmente violentos con la comunidad judía".

Sobre el final del encuentro, el presidente argentino mencionó un encuentro que tuvo en el vuelo hacia Israel: "Cuando veníamos hacia aquí, en el avión viajó conmigo una señora que se llama Vera, que tiene 90 años, llegó a Argentina sobre el final de los años 40 escapando del nazismo, su abuelo murió en Auschwitz; su hija, Franca, terminó desaparecida por la dictadura" .

"A Vera la quiero mucho y en ella se sintetiza la tragedia de la humanidad: a todo eso le decimos 'nunca más'", concluyó.