Luego del anuncio de la extensión de la cuarentena, el Presidente remarcó que el país está en el peor momento desde que comenzó la pandemia, con casi 1.000 contagios diarios.

El presidente Alberto Fernández, en su visita a La Pampa y Neuquén, aseguró que Argentina está en el peor momento frente a la pandemia de Coronavirus y señaló que no está "seguro de si se tocó el pico o su puede ser mayor".

"Depende mucho de nosotros", dijo.
"Depende mucho de nosotros", dijo.

"Depende mucho de nosotros. Lo cierto es que desde que ocurrió lo de la Villa 31 el número está en 900 contagios diarios", señaló el jefe de Estado, quien anunció ayer la extensión de la cuarentena general en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y zonas con circulación comunitaria del virus y de distanciamiento social en el resto del país. Y agregó: "La cantidad de contagios se multiplicó por cuatro y el 95 por ciento de esos casos ocurren en al AMBA. Está ocurriendo lo que habíamos previsto que ocurra".

Leé también:  Coronavirus: 110 muertos y 5.641 positivos en un día

A la vez, Alberto Fernández defendió al aislamiento social como estrategia epidemiológica para evitar un colapso en el sistema sanitario y remarcó que "para nada" se apresuró el Gobierno en imponer esa medida. "Si no hubiéramos hecho la cuarentena, no habríamos tenido tiempo de ordenar los hospitales y generar los espacios que se necesitan para cuidar a la gente. No es una enfermedad fácil: necesita atención médica", indicó.

Y marcó: "Gracias a que hicimos la cuarentena, evitamos un sinfín de contagios, que el virus circule comunitariamente en el 85% de la Argentina. La cuarentena nos permitió que no ocurriera lo que ocurrió en otros países en donde los médicos tenían que elegir a quién atender".

Leé también:  Lomas: a qué números realizar consultas relacionadas al Coronavirus