La deportista de Temperley completó los 10 kilómetros de la carrera del fin del mundo, en Ushuaia, y logró el primer puesto en su categoría.
Obertini, en Ushuaia, cumplió su gran desafío.
Obertini, en Ushuaia, cumplió su gran desafío.

Karina Obertini sigue superándose día a día. Nada la detiene. Con dedicación y esfuerzo, cumple los objetivos que se propone, siempre enfocada en ir por más. Su último gran desafío fue completar la exigente carrera del fin del mundo, en Ushuaia, y lo cumplió. A pura fuerza de voluntad, llegó a meta, logró su cometido y se trajo su merecido premio.

La constancia define como atleta a esta deportista, de 39 años, que representa al club Temperley en atletismo y taekwondo y es una apasionada del deporte. No hay barrera que la detenga. Y eso lo demostró en Tierra del Fuego, en una exigente competencia, al completar su recorrido de 10 kilómetros en 3 horas, 18 minutos  y 19 segundos.

“Era una carrera muy difícil, muchos atletas tuvieron que abandonar porque el recorrido era bastante complicado, con muchas subidas y bajadas, y llegar a la meta fue hermoso. Terminé muy cansada, pero feliz”, comentó Obertini, satisfecha por lo realizado, en diálogo con La Unión.

"La solidaridad entre los competidores fue lo más lindo de todo", dijo Obertini.
"La solidaridad entre los competidores fue lo más lindo de todo", dijo Obertini.

Y sobre la experiencia a la que fue acompañada por su papá,  Obertini agregó: “Lo que más me impactó es la solidaridad que hubo entre los corredores, todos nos ayudábamos mutuamente, y eso fue muy lindo. Yo hice toda la carrera junto a una persona y nos ayudamos a lo largo de los 10 kilómetros”.

Y todo lo logrado fue reflejo del esfuerzo, la dedicación y el trabajo. Se preparó durante un año para esta carrera, en el club Temperley y bajo las órdenes de Gustavo González, y cumplió su cometido, quedándose con el primer premio de su categoría. “Hace año comencé a prepararme y la verdad es que fue mucho trabajo. Mi intensión era correr la maratón de las Islas Malvinas, pero no conseguí los sponsors y decidí hacerlo en Ushuaia”, señaló la deportista lomense.

Obertini no se conforma con esto. Va por más. Y ya se puso un nuevo desafío: la maratón de Puerto Madryn, que se será su primera carrera de 42 kilómetros, y busca sponsors para poder viajar.

Pero no solo de carrera se trata su vida deportiva. También está el taekwondo, su otra pasión, que lo practica bajo las órdenes de María Andrea Mancuso y en el Parque de Lomas.