El DT consideró que la Superliga es el objetivo, pero River se escapó a seis puntos y se abre una gran expectativa por el torneo continental. Este martes confirmará el equipo.
Zubeldía no realizaría grandes cambios para recibir a la Católica de Ecuador.

La campaña de Lanús en la Superliga Argentina de Fútbol superó la expectativas. Desde el arranque debió lidiar con la zona roja de los puestos de descenso y a base de buen juego y resultados, llegó hasta el tercer puesto, terciando con dos grandes como River y Boca por la conquista del título a cuatro fechas del final.

Este miércoles, en Cabrero y Guidi, el equipo de Luis Zubeldía debutará frente a Universidad Católica de Ecuador. Y si bien el entrenador consideró más importante el torneo local, el triunfo de River en Santa Fe ante Unión le quitó más posibilidades al sueño, aunque darán todo hasta que los números lo respalden.

Leé también:  Rossi, entre Lanús y su vuelta a Boca

Así, Lanús quedó a seis del Millonario con 12 puntos en juego. Por eso, y aunque este lunes el plantel no realizó práctica de fútbol, se desprende que el técnico afrontará el partido con los ecuatorianos con lo mejor que tiene a disposición. Además, para avanzar de fase, es indispensable no recibir goles, ya que los que se marcan en condición de visitante tienen valor doble y el Granate definirá en la altura de Quito.

Mientras que los jugadores que no actuaron el viernes en el empate con Argentinos sí realizaron un ensayo de fútbol, el resto se abocó a tareas de fuerza, movilidad, coordinación, aceleraciones, juego de posesión, circuito de pase y control y ejercicios intermitentes. Este martes, el DT trabajará en el campo de juego con el 11 que parará ante la Católica, aunque no habría grandes modificaciones en la alineación.

Leé también:  “Cobraremos el mes de televisión y con eso afrontaremos los salarios”