Se trata de cinco integrantes que habían golpeado a los oficiales cuando quisieron alertarlos sobre que no cumplían con el aislamiento social obligatorio.
finalmente detuvieron al grupo que no respetaba la cuarentena.
finalmente detuvieron al grupo que no respetaba la cuarentena.

Cinco de los integrantes del grupo de personas que atacaron a golpes a los oficiales de la Policía de la provincia de Buenos Aires, cuando intervinieron debido a que se estaba violando la cuarentena obligatoria, fueron detenidos y en poder de uno de ellos se encontró el arma que le habían sustraído a uno de los efectivos.

Según confirmaron fuentes de la fuerza, las detenciones se concretaron tras seis allanamientos que se realizaron en la localidad bonaerense de Glew, determinándose que los cinco detenidos integraron el grupo de 14 patoteros, que agredió a golpes e intentó linchar a dos efectivos del Comando Patrulla (C.P.) de Almirante Brown.

Leé también:  Los infectados de Coronavirus ya son más de 67 mil en el país

Los Policías trataron de obtener su identificación por haber violado el aislamiento preventivo obligatorio implementado a raíz del avance en Argentina del Covid-19, y la agresión derivó con los dos policías en el hospital con serias heridas.

Los apresados son dos hombres de 24 años y otros de 31 y 27 y un joven de 18, todos en un operativo en el que intervino la comisaría de Glew (7ª de Almirante Brown), seccionales del partido y de la Dirección Departamental de Investigaciones (D.D.I.) de Esteban Echeverría.

De acuerdo a lo manifestado por la fuente los procedimientos se realizaron en diversos domicilios: en Pedro Belou al 700; en Nuestras Malvinas al 400; en el cruce de Nuestras Malvinas y San Mariano; en San Mariano al 800, entre Loria y Nuestras Malvinas; en Tomás Alva Edison al 100, entre Caseros y Capitán Sinclair; y en Fausto al 300, en el citado distrito, en la zona sur del conurbano provincial.

Leé también:  Reporte: se registraron 64 nuevos positivos de Covid-19 en Lomas

Trascendió que, en esta última vivienda, fue donde los efectivos incautaron la pistola Bersa Thunder 9 milímetros, que la banda le había sustraído a Cabrera.