Las fábricas deben garantizar la llegada de sus trabajadores sin el uso del transporte público, entonces la idea del Municipio es que los choferes de micros y combis les brinden este servicio.
Hubo un encuentro junto a transportistas en el Salón Eva Perón.

Los choferes escolares no están trabajando por la suspensión de clases. Frente a esto, el objetivo del Municipio es que ellos puedan ofrecerles sus servicios a las empresas que deben garantizar el transporte privado a los trabajadores.

"Mantuvimos una reunión con los transportistas escolares para llevar adelante acciones en conjunto. Teniendo en cuenta que los colegios no retomarán el dictado de clases presenciales, evaluamos las medidas para que puedan prestar traslados a las empresas de Lomas que volvieron a funcionar", señaló el secretario de Gobierno, Martín Chorén, sobre el encuentro que se llevó a cabo en el Salón Eva Perón del Palacio Municipal.

"A las empresas les pasamos los datos de los transportistas que están habilitados. Son 267 los titulares que tiene Lomas y más de 400 vehículos entre combis y micros."

En el marco de la administración focalizada del aislamiento preventivo y obligatorio, las fábricas autorizadas a retomar la actividad tienen que cumplir varios protocolos sanitarios. Para evitar el uso del transporte público, uno de los principales focos de contagio de Coronavirus, los dueños de las empresas deben garantizar el traslado de los trabajadores en forma privada.

Leé también:  Por la internación de Martín, se suspendió la jura a la bandera en Lomas

"A las empresas les pasamos los datos de los transportistas que están habilitados. Son 267 los titulares que tiene Lomas y más de 400 vehículos entre combis y micros", detalló Javier Saravia, director de Transporte, quien agregó: "En la reunión hubo una buena respuesta de los trabajadores, que se mostraron muy agradecidos por la idea de acceder a una posible fuente de empleo. Si las empresas deciden contratarlos, entre las partes arreglarán lo monetario".