El entrenador del Tricolor está preocupado. Vive en el club, sufre las consecuencias de la pandemia y pone al fútbol en segundo plano. Y habló de la probable vuelta del torneo.
El DT Pablo Vico aguarda buenas noticias dentro del club, donde pasa sus días aislado.

La incertidumbre rodea al planeta fútbol. No hay datos oficiales para que la actividad retorne en el corto plazo. Todo es tan irreal como las fechas tentativas que algunos dirigentes se animan a vaticinar. Es más, la vuelta no será tan fácil como muchos creen, ya que los preparadores físicos anticiparon que se necesitará de una mini-pretemporada.

"El fútbol está en un segundo lugar, hoy lo que está pasando en el país y en el mundo me tiene la cabeza mal. Yo miro pocos noticieros, pero los poco que miro, lo que está viniendo para acá, honestamente me asusta. Yo soy una persona de riesgo, hace cinco años tuve un infarto y la verdad que me da un poco de temor, por eso me cuido tanto", resumió el entrenador de Brown de Adrogué Pablo Vico sobre los problemas que trae el Covid-19.

Leé también:  Contreras y Silva no siguen en el Tricolor

El Bigotón está en el club, lo entristece ver los portones cerrados, la inactividad que produce tener que estar respetando una cuarentena, el césped del estadio Lorenzo Arandilla alto, que no es el billar que recibe a los equipos fin de semana por medio.

"Yo lo que hago es ir al gimnasio, pasear, leer mucho, mirar trabajos tácticos, y dejar pasar el tiempo hasta ver en que momento uno puede volver a la actividad", cuenta el técnico, que recibe la comida de su hija cada dos días a través del portón de entrada al estadio.

El Arandilla espera por la gente. El último partido fue el 15 de marzo pasado.

Desde que comenzó el aislamiento preventivo y obligatorio, todos los planteles fueron licenciados y los jugadores trabajan desde sus casas mediante distintas aplicaciones. Los de Brown realizaron un solo turno la primer semana, a la siguiente se sumó otro. El que está detrás de todo eso es el PF Agustín Galeota, que después con el entrenador supervisan mediante un GPS la rutina que lleva a cabo cada uno de los futbolistas.

Leé también:  Brown suma nuevas bajas en el plantel profesional

Vico se alinea en dirección a septiembre. Intuye que esa podría ser la fecha de una probable reanudación para la temporada. "Si el campeonato arranca en septiembre vamos a tener que tener por lo menos 20 o 25 días para poner apunto a los jugadores. Es lo más conveniente, para poder prepararlos y estar medianamente en forma y el jugador pueda afrontar lo que van a decidir por jugar. Pienso que el gremio (Futbolistas Argentinos Agremiados) va a decir qué seguridad le va a dar a los jugadores para que no tengan el contagio, yo no me voy a arriesgar a tener contacto", manifestó el DT Tricolor.